Home » Gobierno y política » Presentan proyectos sobre libertad religiosa y prohibición de terapias reparativas

Presentan proyectos sobre libertad religiosa y prohibición de terapias reparativas

(Foto/Suministrada)

SAN JUAN – La presidenta del Consejo Asesor en Asuntos LGBTT, Johanne Vélez García explicó el martes, que el proyecto sobre libertad religiosa que se someterá ante la Legislatura, garantizan que a todos los sectores se les brinden los servicios del gobierno.

“El gobierno de Puerto Rico tiene el deber a través de todas sus agencias y dependencias el proveer los servicios a la ciudadanía que corresponde en cada agencia. Así que, vamos a usar el Registro Demográfico como ejemplo de ello. Y la obligación de proveer servicios es absoluta a toda la ciudadanía. Y eso se mantiene y se respeta, eso no se trastoca en ninguno de estos dos proyectos para nada”, dijo Vélez García a preguntas de la prensa.

Por su parte, el Padre Carlos Pérez explicó que “el proyecto de Libertad Religiosa no es un proyecto de excepción. Es un proyecto que crea mecanismos para resolver de manera civilizada los conflictos que puedan surgir. Por lo tanto, nadie en el sector público podrá reclamar ‘dame libertad religiosa, dame excepción’. No. Tiene que iniciarse el proceso que el proyecto provee para que se pueda resolver de una manera adecuada, en beneficio”.

Ante esto, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció que en la Legislatura se presentarán proyectos de consenso que prohibirán las terapias reparativas o de conversión y que adoptarán guías sobre la libertad religiosa.

“En del día de hoy, estamos presentando proyectos de consenso, junto a líderes religiosos y de la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transexual y transgénero (LGBTT), para establecer por ley las guías de libertad religiosa y para prohibir las terapias de conversión. Esto representa una victoria importante para ambas comunidades, mientras que cumplimos con el compromiso del Plan para Puerto Rico”, sentenció el primer ejecutivo en conferencia de prensa.

En el 2018, el primer ejecutivo impartió un veto expreso a un proyecto que pretendía proteger la libertad religiosa, por entender que el mismo podía limitar la prestación de servicios a la ciudadanía; por su parte, el mes pasado la Cámara de Representantes decidió no dar paso a una medida que prohibía las terapias de conversión.

Ambas medidas atienden las preocupaciones que tuvo el Proyecto de la Cámara 1018 de libertad religiosa y el Proyecto del Senado 1000 sobre terapias reparativas.

El primer proyecto recoge las Guías para la Protección de la Libertad Religiosa, basadas en el marco de derecho federal y local sobre separación de iglesia y estado y la libertad de expresión.

Además, establece la política pública del Gobierno para proteger la libertad religiosa, a la vez que se protege el derecho de todos los ciudadanos a recibir servicios gubernamentales.

El proyecto establece que se proveerá acomodo razonable a una persona por motivo de su libertad religiosa, pero se deberá notificar con anterioridad y el servicio siempre se otorgará.

El primer ejecutivo explicó que “con esta legislación logramos un balance para que el empleado pueda reclamar su derecho a la libertad religiosa, mientras se garantiza que la ciudadanía reciba los servicios gubernamentales. Es importante recalcar que, como política pública principal, no se podrán negar servicios gubernamentales a ningún ciudadano”.

Por otra parte, el segundo proyecto prohíbe que profesionales de salud mental sometan a un menor a terapias reparativas que sean contrarias a la voluntad del paciente o que supongan un atentado contra la dignidad humana.

“Con esta ley, prohibimos que profesionales de la salud practiquen estas terapias reparativas, que tanto daño le hacen a los menores en el momento en que se encuentran aceptando su identidad sexual”, indicó el gobernador.

Ambos proyectos fueron trabajados con colaboradores de ambos sectores; esto incluye al senador Miguel Romero y a la representante María Milagros Charbonier.

El primer ejecutivo puntualizó que “reconozco el liderato del senador Romero y la representante Charbonier, quienes son firmes defensores de los derechos de todos los puertorriqueños. Su apertura al diálogo fue pieza clave para poder lograr estas legislaciones de consenso”.

La representante María Milagros Charbonier indicó que “hoy podemos apreciar dos legislaciones que son producto del consenso entre dos sectores con ideologías muy diferentes. Sin embargo, ambos se han unido por el bienestar de todos los puertorriqueños”.

El senador Miguel Romero elogió la iniciativa de la presentación de ambos proyectos e indicó que “el proyecto de libertad religiosa promueve un balance del derecho constitucional vigente y expone unas guías claras, asegurando que se le brinde el servicio al ciudadano”.

Romero agregó que “de igual forma, entiendo apropiado prohibir por legislación las terapias reparativas, sin que se entienda como un menoscabo al derecho de los padres a ejercer la patria potestad sobre sus hijos y al ejercicio de la libertad religiosa por parte de las iglesias y sus instituciones”.

Por su parte, el director ejecutivo de la Oficina del Tercer Sector y Base de Fe, Héctor Albertorio Blondet, expresó que “este es un momento histórico en el que el sector religioso y la comunidad LGBTT llegan a un consenso en temas de suma importancia para ambos. Con esta ley logramos que se reconozca la libertad religiosa como derecho fundamental de los puertorriqueños, cosa que es esencial para el pueblo creyente”.

Mientras, Vélez García, manifestó que “la comunidad LGBTT ha estado luchando por años la prohibición de estas terapias reparativas. Me siento muy orgullosa de haber formado parte de la discusión de estos proyectos de consenso, trabajados por comunidades que típicamente tienen pensamientos encontrados. Esta administración continúa manteniendo el balance y respondiendo a las necesidades y reclamos de nuestra comunidad LGBTT”.

Asimismo, la activista de los derechos de la comunidad LGBTT por más de 30 años y miembro del Consejo Asesor, Cecilia La Luz, sostuvo que “por fin logramos que un menor que está descubriendo su identidad sexual no sea objeto de terapias que le causan daños y angustias mentales. Agradezco al gobernador por promover esta legislación”.

Rosselló Nevares concluyó al expresar que “estos temas tienen el efecto de levantar pasiones en los distintos sectores de nuestra sociedad. Reconozco que en estos temas no existirá unanimidad de todos los sectores, pero estoy convencido de que el diálogo y el consenso logrará que ambas medidas se conviertan en ley”.

Scroll To Top