Home » Editorial » ¿Presente o ausente? Trasladando a Dios a nuestro corazón

¿Presente o ausente? Trasladando a Dios a nuestro corazón

Prs. Javier & Marielys Santana

Un día mientras una maestra pasaba lista de asistencia en la clase, se percató que Francisco no levantó su mano en el momento que ella lo llamó por su nombre. Al finalizar la clase, la maestra se le acercó y le preguntó: Francisco, ¿porqué no levantaste la mano cuando te llamé? Él le respondió: Maestra, porque estando presente “estaba ausente…”

(Foto/Suministrada)

¿A qué se refirió Francisco con esta contradicción? ¿Pudiera alguien estar presente y ausente a la misma vez?

Podemos tener a Dios presente en nuestra agenda, oficina, actividades, emisoras, conocimientos; pero si no tenemos a Dios presente en nuestros pensamientos estaremos distanciados de su presencia.

Hay que trasladar a Dios de nuestros afanes y programas rutinarios al lugar que le pertenece: nuestro corazón.

Mientras más atesores a Dios en tu corazón, más seguido pensarás en Él y verás su presencia en cada cosa que hagas.

La ausencia de Dios en los pensamientos del hombre, a cualquier escala, demuestra falta de amor y sabiduría. Si ausentamos a Dios en nuestra mente, asimismo, se ausentará también en las decisiones como individuos y comunidades.

La presencia de Dios en las personas trae recompensas. Cuando Él está presente podemos experimentar libertad y sanidad. Una nación que tenga presente a Dios en su gobierno, política y administración manifestará prosperidad y bendición.

Proverbios 15:3 “Los ojos de Jehová están en todo lugar mirando a los malos y a los buenos”.

Es momento de permitirle a Dios estar presente en nuestro corazón, familias, finanzas, negocios, trabajos, planes, sueños, etc.

Rodéate de personas que también lo tengan presente, que mediten su Palabra. Examina la información que permites entrar a tu mente y ten una casa espiritual permanente.

Esto dará paso a convertirnos en los agentes de cambios en las primeras planas de la prensa en el país: un progreso espiritual y socio-económico en los ciudadanos.

Como recompensa, la niñez y la juventud comenzarán a practicar lo que hoy ven en sus modelos a seguir: hombres y mujeres que tienen presente a Dios en sus vidas.

Así termina el articulo, pero si necesitas usarlo como pull quote, adelante, y se te molesta, borralo:

Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz aquel cuyo pensamiento en ti persevera porque en ti ha confiado.

Scroll To Top