Home » A tu salud » Primeros auxilios en caso de quemaduras

Primeros auxilios en caso de quemaduras

En caso de lesiones oculares por pirotecnia no te frotes o enjuagues los ojos.

(Foto/Suministrada)

Durante las fiestas (principalmente en diciembre) aumentan hasta 30% las quemaduras por fuegos artificiales debido a su inadecuada manipulación. Suceden especialmente quemaduras en niños entre 5 y 14 años, que no entienden el riesgo de accidente y no saben actuar apropiadamente ante una emergencia.

Incluso las luces de bengala, que suelen considerarse seguras, pueden ocasionar fácilmente quemaduras por pirotecnia.

Las lesiones con pirotecnia se acompañan de enrojecimiento de la piel, ámpulas o ampollas, dolor que arde e hinchazón.

Con mayor frecuencia ocurren en manos y rostro, por la proximidad de estas zonas al encender los artefactos. Entre más elevada sea la temperatura y tiempo de contacto con el juego pirotécnico, más profunda será la quemadura y aumenta el riesgo de complicaciones, entre ellas amputación de dedos.

En función de la gravedad de la quemadura es como se debe actuar. Normalmente, la mayoría de las quemaduras por pirotecnia suelen ser de primer grado; pero en caso de quemaduras con pólvora más graves (de segundo y tercer grado) la forma de actuar debe ser distinta y se debe buscar atención médica de emergencia:

Quemaduras de primer grado. Se caracteriza por dolor, enrojecimiento y poca hinchazón de la piel. Quita de la zona ropa y objetos (anillos, reloj o pulseras). Refresca la zona con agua fría durante 10 minutos (sin aplicar hielo) y después coloca una compresa fría para aliviar el dolor. Cubre la quemadura con una venda limpia y seca; pero no apliques pomadas pues pueden causar infección. Las molestias desaparecen en menos de seis días, pero si cubre un área grande o se trata de quemaduras en niños o adultos mayores, busca atención médica.

Quemaduras de segundo grado. Provocan dolor, fuerte enrojecimiento, inflamación, ampollas y supuración. Lava la zona quemada con agua fría 10 a 15 minutos. No rompas las ampollas, ni apliques pomadas, pues pueden causar infección. Eleva piernas o brazos quemados y toma medidas para evitar un shock: recuesta la víctima y eleva sus pies 30 cm. Estas quemaduras requieren tratamiento de quemaduras por pirotecnia de emergencia.

Quemaduras de tercer grado. Se pierden capas de la piel, la lesión puede verse seca, chamuscada o con manchas blancas y puede no haber dolor. No quites la ropa adherida a la piel ni rompas las ampollas. Aplica agua fría sobre la zona y envuelve a la persona en una sábana o tela humedecida en agua. Evita un shock recostando a la víctima con los pies elevados 30 cm, a menos que tenga la cara quemada (deberá permanecer sentado). Vigila que no presente problemas de respiración. El accidentado debe ser trasladado cuanto antes al servicio de urgencias.

Quemaduras oculares. En caso de lesiones oculares por pirotecnia no te frotes o enjuagues los ojos. Tampoco apliques presión o trates de retirar los objetos que pudieran estar atrapados. No apliques pomadas ni tomes medicamentos y busca atención médica inmediata.

Recuerda que no debes dejar solo al accidentado, ni enfriarlo demasiado, (solamente la zona quemada) y menos darle agua, alcohol o analgésicos por vía oral. ¡Evita lesiones con fuegos artificiales causadas por su mal manejo!

Scroll To Top