Home » Editorial » ¿Qué te detiene?

¿Qué te detiene?

Por : Coach Dianiluz Cora / Para Presencia
vortexcoachingpr@gmail.com

“Conocer los misterios de eso que llamamos el universo es parte de nuestro proceso de apoderamiento. Cada cambio es una lección que avanza nuestra alma y conciencia hacia un lugar de apoderamiento superior”.

El inicio de un nuevo año es siempre una invitación a recomenzar. Las personas hacen reconciliaciones, resoluciones, los Vortexianos hacemos decretos; en fin, es un momento ideal para nuevos comienzos. Luego de la energía de cierre de diciembre, comenzamos con un impulso fresco y nuevas iniciativas para mover nuestras vidas en una creativa dirección.

Nuestra naturaleza es cíclica y regenerativa, por lo tanto, de la misma manera en que la naturaleza lleva a cabo sus procesos, los seres humanos debemos fluir naturalmente con la forma en que el universo se manifiesta.

Conocer los misterios de eso que llamamos el universo es parte de nuestro proceso de apoderamiento. Entender el movimiento natural de  los ciclos y descifrar la simbología de lo que Coelho llama el “alma del mundo” nos facilita la oportunidad de utilizar sabiamente la energía a nuestro favor. Hay momentos de sembrar y otros de recoger. Hay tiempo para la acción y otros de pausa en los cuales nos preparamos para cuando la energía restablezca su ritmo podamos capitalizar en los procesos. Nuestros ancestros indígenas, al igual que los ancestros de todo el mundo, conocían la importancia de actuar al unísono con los ritmos del planeta. Nuestra conexión a la tecnología nos ha llevado a una profunda desconexión de nuestra intuición. En el 2014 es tiempo deregresar a casa.

El año 2014 llega con una fuerte tendencia al cambio. El número siete (7), que se duplica este año, nos recuerda que experimentaremos un año altamente espiritual y místico. Por su naturaleza, veremos muchos cambios ocurriendo en nuestras vidas. Cada cambio es una lección que avanza nuestra alma y conciencia hacia un lugar de apoderamiento superior. Desde este espacio, nuestra capacidad de manifestar nuestros  sueños y deseos se agudiza. Si estamos abiertos hasta el punto de provocar los cambios nosotros mismos, en vez de resistirlos, las oportunidades de que algo mejor llegue se multiplican significativamente. Sin embargo, esto requiere gran valentía y determinación. Igualmente es necesario que confiemos positivamente en que cada vez que tomamos el control de los cambios en nuestras vidas estamos acelerando un mayor bien, que aún no ha podido manifestarse porque nos aferramos desesperadamente a las cosas que nos son conocidas debido al pensamiento negativo de que no puede llegarnos nada mejor. Si al mirar las situaciones de nuestras vidas que ya no nos producen bienestar nos resistimos a hacer cambios, entonces acrecentamos dolor y sufrimiento.

Debemos encontrar la valentía de manejar el contraste que produce un empleo que no nos hace feliz o una pareja a la cual hace mucho le perdimos el amor y el respeto. Hay que mirar nuestros cuerpos y salud y dejar de ignorar el hecho de que hace tiempo nos habla de ajustes en la dieta, ejercicio, mamografías, consumo de agua y siestas, entre otras cosas. Debemos comenzar a escuchar nuestra propia alma a través de nuestra intuición y tomar pasos efectivos en el camino de manifestar una vida feliz. Pero para que esto ocurra hay que dejar ir, felizmente y con gratitud, todo lo que ya no nos funciona. ¿Qué te detiene? 2014 va a traer grandes cambios así lo aceptemos o no; es inevitable. El disfrute del proceso de fluir con esta ola y tener control es opcional. Tu poder depende de tu voluntad de tomar decisiones. No hagamos más resoluciones; resolvamos vivir la mejor vida que sea posible y demos pasos firmes en el camino divino de nuestro mayor bienestar. ¡Feliz año 2014! Que cada día de este año te sorprenda con el regalo de ver tu mejor vida desenvolviéndose mágicamente frente a ti.

Scroll To Top