Home » Noticias » Radican cargos contra desalmado que arrastró perra pit bull en Carolina

Radican cargos contra desalmado que arrastró perra pit bull en Carolina

CAROLINA – Tras conocerse la noticia de un conductor que transitaba por las avenidas Paseo de los Gigantes (antigua Monserrate) y Roberto Sánchez Vilella (antigua Campo Rico) con una perra de la raza pit bull amarrada a su vehículo de motor tipo pick up, la Unidad de Protección de Animales del Municipio de Carolina (UPA) emprendió una intensa búsqueda hasta dar con Carlos Manuel Pérez Flores, a quien se le radicaron cargos por violación a la Ley 154.

(Fotos/Suministradas)

(Fotos/Suministradas)

“Tan pronto conocí la noticia en horas de la mañana (lunes, 7 de julio) impartí instrucciones a la UPA de la ciudad carolinense─ la primera unidad de este tipo en Puerto Rico y el Caribe─ para que emprendieran la búsqueda hasta dar con el paradero del conductor. De manera que, inmediatamente me comuniqué con nuestro gerente de Seguridad, Freddie Márquez; y con el director de la UPA, sargento Carlos Dávila Álvarez. Tras recibir información proveniente de diversas fuentes, la UPA dio con la tablilla del vehículo, y se detuvo al conductor en la carretera 877, cerca de la PR-26”, sostuvo el acalde Jose C. Aponte.

La perra pit bull se encuentra en recuperación con sus dueños.”

“Durante toda la mañana las unidades de la policía municipal emprendieron la búsqueda hasta dar con el conductor identificado como Carlos Manuel Pérez Flores, vecino de la urbanización Villa Carolina. Al realizar la entrevista de rigor, Pérez Flores alegó que al abordar su automóvil no se percató de que su esposa había amarrado a su mascota del lado derecho de la camioneta. Acto seguido, emprende la marcha con las consecuencias terribles que ocasionó. El animalito resultó con lesiones menores producto del contacto con el asfalto. Asimismo, el individuo conducía su vehículo sin marbete”, detalló por su parte el sargento Dávila.

Una vez se interviene con Pérez Flores, es la UPA quien procura asistencia médica para el animal, a quien se le limpiaron las heridas y se le administraron antibióticos y medicamentos para el dolor. Realizando la encomiable labor que acostumbran, la UPA le radicó ante la Fiscalía en el Tribunal de Río Grande un cargo grave por no procurar atención veterinaria para el perrito después del incidente; así como dos menos graves por no tener vacunas.

Aunque los dos cargos menos graves no prosperaron ante la jueza Vanessa Sánchez Velázquez, sí se le impuso el cargo grave a Pérez Flores con una multa de $10 mil.

Además, la jueza determinó que no hubo intención de mutilar a la mascota, sino que se incurrió en la negligencia de no llevarla al veterinario al encontrarse herida. Actualmente, la perra pit bull se encuentra en recuperación con sus dueños.

 

Scroll To Top