Home » Editorial » Reflexión: A cada latido

Reflexión: A cada latido

Pastor Premier González
Facebook: Premier González

(Foto/Suministrada)

El corazón, muchos lo ven como un simple músculo pero Dios nos llama a guardar de él. En nuestro día a día, tenemos tantas tareas y encomiendas que pensamos que no nos daría el tiempo para realizar cada una de ellas. Cuantas veces le hemos dicho a Dios, Señor añádele horas al día para que me dé el tiempo. Una gran parte de nuestra sociedad vive de esta forma, sin tener en mente tantas cosas que no merecían nuestra atención le quitaron tiempo a otras que si la merecían. 

Dios nos enseña a través de su palabra , que hay tiempo para todo bajo el sol. La manera en que manejamos nuestro tiempo nos dice como vivimos nuestra vida. Nuestros trabajos y estudios toman gran parte de ese tiempo. En muchas ocasiones el cansancio nos vence y pensamos que no podemos más. 

Nuestro corazón nunca para de trabajar, diariamente hasta mientras duermes el continua latido a latido haciendo su trabajo. No lo vemos pero sabemos que está haciendo su labor. En ocasiones no lo escuchamos, pero el sigue trabajando. Ni lo sentimos, pero el sigue adelante. Dios en nuestras vidas es igual, no lo vemos pero te ama, no lo escuchamos pero te guarda y no lo sentimos pero lo vivimos. 

Hoy pensemos en Dios y nuestro corazón, mientras tengamos vida, podemos realizar todo, desde trabajar, disfrutar de nuestra familia, pareja y amistades, en fin cada cosa que anheles y puedas creer que puedes lograr. Tu día no necesita más horas, necesita a Dios siendo quien lo dirija, da comienzo entregándole tu día y si quizás lo olvidas pon tu mano en el pecho y recuerda, a cada latido de mi corazón, Dios me da una nueva oportunidad. 

Scroll To Top