Home » Editorial » Reflexión: Transformando los pensamientos

Reflexión: Transformando los pensamientos

 Iván García
 
Las Sagradas Escrituras dicen que siempre que la Palabra venga a nosotros, viene como la lluvia sobre la tierra, para que esta fructifique. Y toda Palabra viene de Dios para que usted pueda manifestar fruto.  ¡Vienen días de crecimiento y manifestaciones de parte de Dios! Primero, viene a ser revelado en el corazón de cada creyente para que sea un instrumento de gran bendición. Es muy importante que tengamos claro que cuando empezamos a transformar nuestros pensamientos con la Palabra de Dios, toda nuestra manera de pensar será transformada. También, es importante permitir que la Palabra de Dios se le revele y vaya renovando en el corazón para ver la transformación de todo su ser. Dios lo quiere ver en bienestar financiero y físico, en todas las áreas. Él envía la Palabra para que eso se produzca. 

(Foto/Suministrada)

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

Cuando usted cambie radicalmente sus pensamientos, cambiará su vida y su destino.  A veces, nuestras vidas se van encaminando hacia un espacio conflictivo, pero a medida que nos renovamos en nuestra manera de pensar, vamos cambiando nuestro estilo de vida. El estilo de bendición es el que Dios ha creado y ese es el que usted tendrá. Verá cosas muy poderosas que se manifestarán en su intimidad con Dios. Se levantará a un nivel de mayor bendición con el Señor. Con Dios no vamos para menos ni para fracaso, sino que siempre vamos a ver cambios poderosos y transformadores en nuestras vidas que serán para nosotros y para nuestros herederos. Es bueno que cuando vivimos en intimidad, compañerismo con Dios, comencemos a recibir cosas que solamente provienen del Espíritu Santo. A medida que los pensamientos van cambiando nuestra visión de la vida, vamos a ir teniendo resultados correctos. No le quedará tiempo para fracasar, sino que irá a mayores victorias de las imaginadas y más ahora que entramos en un tiempo de Jubileo.
 
Declare: “¡Mi alma está prosperando, mi mente se está renovando!”  Hay cosas que vienen de parte de Dios que se irán revelando con fuerza. Su vida irá prosperando en línea con la Palabra de Dios en usted. 
 
Oración: Padre, hoy comenzaré a transformar mis pensamientos con tu palabra. La recibiré cada día con gozo y la guardaré en mi corazón para ponerla por obra. Gracias por ella. En el nombre de Jesús, amén.

Scroll To Top