Home » A tu salud » Refranes de la abuela: Consejos para tus citas médicas

Refranes de la abuela: Consejos para tus citas médicas

Don Aníbal González Irizarry

Mantener el control de la salud, ¡no es cáscara de coco!, a menos que se mantenga buena comunicación entre los médicos de cabecera, los especialistas, subespecialistas y el plan de salud.

(Foto/suministrada)

(Foto/suministrada)

Lo que parece un “bombito al pitcher” involucra muchos detalles que requieren de nuestra atención y compromiso. Por eso, MMM y PMC desean repasar lo que se debe considerar, antes, durante y después de una cita médica, ya que es el momento adecuado para asegurarse de monitorear y atender la salud como se debe.

¡Es mejor prevenir que tener que remediar!”

1.    El primer paso es sacar tu cita anual con tu médico primario o de cabecera, para que te indique las pruebas preventivas o estudios de monitoreo que necesitas según tu edad, género y estado de salud. ¡Eso no te lo despinta nadie! Recuerda que es crucial que cumplas con tu evaluación anual de salud.

2.    Pregúntale a tu médico primario si tu récord está al día. Menciónale los especialistas que visitas, y comparte con él las otras pruebas que te has realizado y los medicamentos que estás tomando. ¡Es mejor prevenir que tener que remediar!

3.    ¡A mover el esqueleto! No te vayas de tu cita médica sin consultar con tu médico el nivel de actividad física y ejercicio que puedes realizar para mantenerte activo.

4.    Coordina tu cita de seguimiento para llevar los resultados a tu médico porque como diría la abuela… ¡Para luego es tarde!

5.    ¡Es gran parte de la salud, conocer la enfermedad! Para que tu médico pueda prevenir posibles complicaciones, o evitar duplicidad, necesita estar al tanto de todos tus resultados. Es importante que si te has realizado pruebas, laboratorios o Rayos X, con otros especialistas, te asegures de compartir los resultados con tu médico primario.

6.    ¡No por mucho madrugar amanece más temprano! Al hacerte pruebas de laboratorio y Rayos X, pregunta si tienes que recoger los resultados o si se los envían directo a tu médico, así puedes evitar madrugar o un viaje innecesario. Hoy día la tecnología y los programas innovadores de los planes médicos te pueden facilitar este proceso. Oriéntate con tu médico.

7.    ¡Camarón que se duerme se lo lleva la corriente! Las corrientes de aire traen virus como los de la influenza que ya está a niveles de epidemia. ¿Ya te vacunaste contra la influenza o flú? Si estás como el camarón, no te duermas y vacúnate hoy. Recuerda que las cepas de los virus cambian cada año y las vacunas se actualizan anualmente. Anota la fecha en que te vacunaste. Siéntete orgulloso de poder decir que eres responsable y que sí te vacunaste.

8.    Repasa con tu médico todos los medicamentos que utilizas y cuál es la manera correcta de tomarlos.  Recuerda utilizarlos ¡como te lo recetó el doctor!, y asegúrate de buscarlos siempre a tiempo y sin saltar ni un solo día. ¡Hay mucho que ganar y poco que perder!

En fin, para sentirte “como coco” y estar en control de tu salud, debes mantener una buena comunicación entre tu médico primario, tus especialistas y tu plan.

Scroll To Top