Representante Eddie Charbonier: Decidido a combatir el deterioro de San Juan

31 Oct
Eddie Charbonier, representante PNP. (Foto/Suministrada)

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN – Se encuentra en su primer cuatrienio. Llegó a la silla de la Cámara de Representantes luego de vencer en unas primarias al legislador del Distrito 1 de San Juan, Nuno López, quien por mucho tiempo dominó ese precinto.

“Ha sido un proceso de grandes retos porque a esta generación, incluyo al gobernador y a muchos de nuestros compañeros nos tocó trabajar con un Puerto Rico complicado, difícil, y sin crédito”, comentó el representante Eddie Charbonier.

Sobre la alcaldesa de la capital, Carmen Yulín, este dijo que durante los primeros seis meses la relación con ella fue buena, porque la  conocía desde que fue legisladora.

El representante aseguró que San Juan está abandonado y que no existe comunicación con la alcaldesa.

“No hay un plan de desarrollo económico, la ciudad está sucia, comparada con su primer cuatrienio que estuvo bien. Yo se lo señalé y se lo dije, pero este cuatrienio ha sido cero. Aquí la hemos citado más de 18 veces a la comisión. Ella parece que perdió la pasión por lo que hace. No sé qué otra candidatura está buscando”, enfatizó Charbonier.

Sobre el problema de los adoquines en el Viejo San Juan señaló que los adoquines históricos, lo más viejos, no se han roto.

“Es la cuestión del peso de los camiones… En San Juan se empezó a utilizar el adoquín moderno en la administración del exalcalde, Jorge Santini (aproximadamente en el 2005), inicialmente eran bloques Carmelo; después comenzaron a tirar un adoquín de hormigón que venían de varios estados y ahí es que está el problema. La calle Fortaleza es la principal de desarrollo económico de la ciudad. Santini inauguró el 10% de los adoquines y el otro 90% ha sido bajo supervisión de la alcaldesa. Cuando se acabó la obra se tienes que firmar una hoja como recibido, cedes las calles a tus contratistas, comienza la remodelación; y tienes que certificar que el trabajo se hizo por lo que se pagó”, explicó.

Charbonier dijo que el proyecto completo fue de $10 millones y en tan solo cuatro meses de concluir el trabajo los adoquines ya estaban dando problemas. Durante la pasada semana, se realizó una vista ocular donde participó junto a residentes y comerciantes. El legislador afirmó que lo que le piden al municipio es que demande al desarrollador.

Por otro lado, Charbonier dijo aceptar la Junta de Control Fiscal bajo protesta. Comparó la actuación de junta como en los tiempos del carimbo.

“Es para recordar que somos esclavos en el sentido que Puerto Rico es una colonia de Estados Unidos, donde no tenemos representación congregacional adecuada, no tenemos legisladores con votos, y en la democracia un voto equivale a un rifle en la guerra… no tenemos representación en el Senado y no votamos por el presidente de los Estados Unidos. Puerto Rico lo que tiene es una representante observadora sin voto. Entiendo que esto es la consecuencia de la deficiencias administrativas por los pasados 40 años”, afirmó.

A su juicio, la junta es demasiado injusta con Puerto Rico. Han sido maltratantes al imponer como cortar presupuesto. Además, no han cumplido con la parte de generar desarrollo económico, que es una de las obligaciones que tiene la de Junta de Control Fiscal.

“No podemos hacer emisiones de bonos. Una junta de fiscalización encima con recortes de presupuesto, incluyendo el propio salario de los legisladores. El salario del legislador es la mitad de lo que ganaban hace 10 años atrás; y con el presupuesto de oficina de hace 10 atrás. Tenemos menos recursos y cada día siguen recortando. Nos ha tocado trabajar con legislación que no es la más agradable; trabajar con situaciones difíciles, cambios de sistemas alcaicos para la tecnología… son grandes retos y sabía lo que venía”, puntualizó el presidente de la Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud; y presidente de la Comisión Conjunta del Programa Córdova y Fernós de Internados Congregacionales.