Se oponen a Comisión que regule energía y telecomunicaciones

02/19/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

EL CAPITOLIO- La Industria de Telecomunicaciones de Puerto Rico depuso hoy en contra del Proyecto del Senado 882 que propone la creación de una Comisión de Energía y Telecomunicaciones de Puerto Rico.

Eduardo Bhatia, presidente del Senado. (Foto/Suministrada)
Eduardo Bhatia, presidente del Senado. (Foto/Suministrada)

Según la portavoz del grupo y asesora legal de AT&T Mobility de Puerto Rico, Nicole Levy, el proyecto propuesto pudiera perjudicar la inversión de estas compañías en Puerto Rico, “lo cual inevitablemente afecta a los consumidores de telecomunicaciones en Puerto Rico que verán un aumento en precios y por consiguiente, una reducción en su capacidad de adquisición”.

De la vista pública convocada por la Comisión de Asuntos Energéticos y Recursos del Agua que preside el senador Ramón Luis Nieves, participó un grupo significativo del sector de telecomunicaciones quienes plantearon su preocupación de que una comisión conjunta lacere al consumidor de la industria de las telecomunicaciones.

“Estamos sumamente preocupados, entendemos que (el proyecto) va a redundar en un peor servicio al consumidor. La consolidación de las dos agencias regulatorias causará más daño que bien a nuestros clientes”, sostuvo Ricardo Soto Miranda, de la compañía Dish Network.

Durante la vista, presidente del Senado Eduardo A. Bhatia sostuvo que no se debe utilizar el vehículo de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones para regular la energía. En cambio, favoreció una comisión que únicamente se dedique a regular y fiscalizar las tarifas de energía para así asegurar un proceso independiente que asegure el bajo costo  de energía al consumidor puertorriqueño.

En la misma línea se expresó Francisco Silva de Puerto Rico Telephone Company Inc. (Claro). Silva teme que dicha Comisión de Energía y Telecomunicaciones tenga problemas al intentar regular ambos campos.

Finalmente, Martín Ruano, asesor legal de Direct  TV y Dish Network se expresó en contra de la medida por entender que es inconstitucional. Según su ponencia, “de ser aprobada, esta medida será impugnada inmediatamente y muy posiblemente no pasará el escrutinio del Tribunal Federal”.