Home » Noticias » Senador por Carolina truena contra institución bancaria

Senador por Carolina truena contra institución bancaria

Por: Redacción Presencia
presenciaregional@gmail.com

FAJARDO- El senador por el distrito de Carolina, Luis Daniel Rivera Filomeno, se expresó en contra de la institución bancaria, Doral Bank, por su “inacción en el caso de la comunidad Santa Rita en Fajardo”.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

“La comunidad Santa Rita en Fajardo enfrenta una crisis ambiental, tiene serios problemas de higiene, y problemas con el manejo de aguas usadas desde que Doral Bank asumió la titularidad de los terrenos donde ubica la planta. Estamos ante una crisis ambiental que tiene nombre y apellido, Doral Bank”, dijo Rivera Filomeno.

La pasada semana el juez federal Pedro A. Delgado denegó la petición de interdicto preliminar que radicó Doral Bank contra el tribunal de Fajardo, la Junta de Calidad Ambiental, el Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) y una empresa constructora, para que deje sin efecto una orden del tribunal de Fajardo que le obligaría a costear la reparación y operación de una planta de tratamiento de aguas que ofrece servicios a una comunidad privada en dicho municipio.

“Doral conoce a cabalidad de la situación, que lleva años sin resolverse, y cuando empezábamos a ver la luz al final del túnel en el tribunal estatal de Fajardo, el banco prefiere invertir el dinero de sus clientes en costosos bufetes de abogados en el tribunal federal de Hato Rey. Doral hizo sus planteamientos en el tribunal de Fajardo y cuando la justicia lo hace responsable de la crisis ambiental, inyecta grandes sumas de dinero en el tribunal federal, en claro menosprecio de la comunidad Santa Rita, que no sabe cuándo va a tener la planta de aguas usadas funcionando. La imagen mezquina que el banco Doral está dando en esta situación es desconcertante”, señaló el Senador.

Rivera Filomeno y representantes de Doral Bank se habían reunido anteriormente, donde fue enfático en que “la crisis ambiental es un asunto de justicia, de personas y de una comunidad de escasos recursos donde habita gente trabajadora”.

“El banco debe dejar de asumir este problema ambiental como uno exclusivamente de dólares y centavos, debe dejar de malgastar el dinero en honorarios de abogados y debe ponerle rostros al problema que se niega a resolver”, exclamó.

 

Scroll To Top