Home » Noticias » Sobreviviente de violencia doméstica

Sobreviviente de violencia doméstica

En resumen:

  • Mariedith Escanellas casi pierde la vida al ser objeto de 22 puñaladas infligidas por quien alguna vez fuera su esposo.
  • El caso estuvo a punto de prescribir, y las vistas fueron suspendidas en varias ocasiones debido a tecnicismos.
  • La reconocida abogada criminalista Mayra López Mulero se incorporó como parte de la defensa del agresor.
  • Al cierre de esta edición, el individuo renunció a un juicio por jurado y se declaró culpable.

Por: Jaime Torres Torres
Especial para Presencia

SAN JUAN – Casi se desangra al ser agredida, brutal y monstruosamente, por el hombre que una vez juró que la amaba.

(Foto por Jaime Torres Torres)

(Foto por Jaime Torres Torres)

La joven Mariedith Escanellas Jordán conoció por Internet a Jay Agosto Cortez; dos años después se casaron y en noviembre pasado casi pierde la vida al ser objeto de 22 puñaladas en un caso que estuvo a punto de prescribir, pero que al cierre de esta edición tuvo un desenlace feliz cuando, en el Tribunal de San Juan, el individuo renunció a un juicio por jurado, se declaró culpable y se le impuso una sentencia ininterrumpida de 15 años en una prisión estatal.

Así finalizó la pesadilla de la joven maestra y madre, quien el 29 de noviembre de 2015 acarició la sombra de la muerte.

Las vistas fueron suspendidas en varias ocasiones debido a tecnicismos y, en el proceso, la reconocida abogada criminalista Mayra López Mulero se incorporó como parte de la defensa del agresor.
En entrevista con este periodista, López Mulero dijo que el caso estaba ‘sub judice” o pendiente de resolución judicial; que el descubrimiento de prueba no había concluido y que lo que estaba por cumplirse era el término de habeas corpus, el derecho de todo detenido de declarar ante un magistrado.

Las declaraciones de la licenciada López Mulero preocuparon sobremanera a Mariedith y a su familia.

Sin embargo, la Procuradora de la Mujer, licenciada Wanda Vázquez, intervino al conocer los pormenores del caso, comunicándose directamente con el Secretario de Justicia, César Miranda.

“Le pido a la familia y a la víctima que nos dejen saber si se transfiere la vista. Aquí no hay razón para un preacuerdo para que este individuo salga a la calle”, dijo entonces la licenciada Vázquez, cuyas gestiones incidieron en que, a última hora, el pasado 27 de mayo, se cambiara la sala y asignara una nueva magistrada, con el desenlace ya conocido.

Reacciona la familia

“Puedo sentir que la justicia en los tribunales de este país existe. Luego de seis meses de espera y en agonía por cada visita al tribunal, en que veía que el sistema nos fallaba, tengo que agradecer a Dios porque el caso tomó otro giro y el criminal fue sentenciado a 15 años de cárcel”, dijo a Presencia Enrique Escanellas, padre de Mariedith, quien fue representada por la fiscal Linnette Velázquez Grau.

A pesar de que se siente complacida con el resultado, se observan cicatrices en el cuerpo de Mariedith, pero posiblemente las más conmovedoras son las que no se ven: las que yacen ocultas en su alma y subconsciente, pero que espera sanar con voluntad, terapia profesional y con la ayuda de Dios.

Mariedith recordó las circunstancias en que conoció a su agresor para que su experiencia sirva de alerta a otras damas. “Lo conocí a través de Internet por medio de unas aplicaciones en las que uno comparte intereses comunes, para buscar estabilidad, como una familia. Nos conocimos, luego nos casamos en el tribunal, dos años después. Con el tiempo pude entender que yo estuve en un ciclo de violencia doméstica. Una vez me estremeció contra una puerta. Todo lo demás eran amenazas verbales. Tenía que hacer lo que él dijera. Cuando por fin decido que voy a romper con el ciclo, llegó un día a mi casa y comenzó a agredirme. Si hubiese sabido que era de esa forma no hubiera estado con él”, relató Mariedith, quien en lo sucesivo capitalizará sus destrezas como educadora para orientar a las mujeres víctimas de violencia doméstica.

Por último, el especialista en crímenes cibernéticos, Elio González recomendó no acudir al Internet en busca de parejas u otras relaciones.

“En lo personal, si conoce a una persona por una red social, no hay problema, pero debe haber un balance. Hay que ver a las personas, frente a frente, para conocer sus actitudes, aptitudes y emociones. En las redes uno escribe lo que desea que las otras personas conozcan de uno. A veces, como en este caso, la red social se convierte en una red antisocial”, señaló González, experto reconocido recientemente por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) por su servicio a la comunidad y quien recordó que en la realidad virtual muchos cambian su identidad y aparentan lo que no son.

Scroll To Top