Solicitan al Senado aprobar proyecto del “hit & run”

05/05/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

EL CAPITOLIO- El representante del Distrito 34, Ramón Luis Cruz Burgos, solicitó hoy al Senado la aprobación de un proyecto de su autoría que busca establecer como delito grave que un conductor se dé a la fuga tras ocasionar un accidente de tránsito.

Ramón Luis Cruz Burgos, nuevo presidente de la Comisión de Transportación, Infraestructura, Recreación y Deportes de la Cámara de Representantes. (Foto/Suministrada)
Ramón Luis Cruz Burgos, nuevo presidente de la Comisión de Transportación, Infraestructura, Recreación y Deportes de la Cámara de Representantes. (Foto/Suministrada)

Cruz Burgos dijo que su pedido surge luego que en la madrugada del lunes una mujer falleciera en medio de un accidente automovilístico y el conductor que ocasionó el accidente fatal, se dio a la fuga.

“Lamentablemente hoy aumentó el número de fatalidades en nuestras carreteras por irresponsables que no hacen uso adecuado de nuestras vías y que para colmo se van a la fuga. Esta conducta es reprochable, quitarle la vida a un semejante y escapar del lugar merece una pena tan fuerte como el mismo acto. A esos fines el pasado año radicamos el Proyecto de la Cámara 1562, el cual ya fue aprobado en Cámara por unanimidad, por lo que le solicito al Senado atender con premura esta medida para que se haga justicia con las víctimas y evitemos futuros incidentes”, señaló el representante en un comunicado.

Indicó que el Proyecto de la Cámara 1562, fue aprobado en la Cámara y está ante la consideración del Senado.

El legislador señaló la medida establece una pena fija de tres años de reclusión cuando un conductor de vehículo de motor que de forma imprudente o negligente cause daño a un peatón o ciclista y se dé a la fuga, fijar en $5 mil la multa en estos casos y ordenar la suspensión de la licencia de conducir por un término no menor de cinco años; disponer que en caso de una segunda convicción bajo estas circunstancias, la pena será de multa no mayor de $10 mil y de reclusión por un término fijo de seis años; establecer que en los casos de una segunda convicción, el secretario revocará permanentemente la licencia o el permiso de conducir y todo privilegio de conducir concedido.