Home » Noticias » Sueño carnívoro: Pechuga a la española

Sueño carnívoro: Pechuga a la española

Por: Marivel Linares de Cano/ Para Presencia

Hace poco fui a un supermercado de esos estilo gourmet en Gurabo, que tiene unos cortes espectaculares de carne y no pude resistir comprar dos: un Rib Eye de nada más y nada menos que de 1.5 libras, y una pechuga rellena de prosciutto y queso de casi una libra. Aquello era un sueño carnívoro y me inspiré a hacer una versión española de la pechuga rellena, lo cual para mí significa chorizo y manchego.

Esta receta solo requiere tres pasos: machacar la carne, rellenar y hornear. Se puede hacer con o sin piel, dependiendo del gusto personal, y si la pechuga viene con el “tenderloin” recomiendo removerlo. El “tenderloin” es el pedazo que se distingue por parecer un dedo y que usualmente está unido a la pechuga, pero se puede desprender de la misma fácilmente. Por su forma se le conoce con el término “chicken fingers” o “chicken tenders”.

Esta receta la puedes preparar con anticipación y dejar en la nevera hasta el momento de hornear. Espero te animes a hacerla. ¡Manos a la obra!

Pechuga Española

4 pechugas deshuesadas, remover y reservar el “tenderloin”

4 oz de chorizo precocido

4 oz de queso manchego

4 lascas de pimiento morrón de 1/2 pulgada de ancho (opcional)

4 espárragos preferiblemente fresco pero pueden ser de lata (opcional)

2 huevos batidos con 2 cdas de agua o leche

1/2 taza harina de todo uso

1/2 taza de almendra molida en licuadora o procesador de alimento

1/2 taza de galletas o pan molido

1 cdta de paprika (opcional, pero que no sea de la picante)

Sal y pimienta a gusto

8 a 12 palillos de diente

Machacar las pechugas entremedio de papel plástico o de cera hasta que queden muy finas (como de 1/4 pulgada de grosor). Puedes usar una toalla de cocina sobre el papel para que no se rompa. Si la pechuga es muy gruesa se rebana por el medio sin traspasarla totalmente, la idea es que cuando la abres parece una mariposa, entonces la machacas.

Rellenar cada pechuga con 1 onza de chorizo, 1 onza de queso, 1 lasca de pimiento morrón y 1 espárrago. Enrollar y empatar con el tenderloin si fuera necesario. Sazonar la superficie de la pechuga con sal y pimienta.

Batir el huevo con la paprika. Mezclar la almendra molida, pan o galleta y sazonar con sal (1/4 cdta debe ser suficiente) y pimienta a gusto. Pasar las pechugas primero por harina, sacudir cualquier exceso, luego pasar por la mezcla de huevo y finalmente cubrir con la mezcla de galleta y darle palmaditas para que se pegue bien. Si es necesario, pinchas con palillos de diente. Reservar en nevera por lo menos una hora y no más de dos días.

Precalentar el horno a 350 grados Fahrenheit. Poner las pechugas en una lata para hornear galletas, forrada con papel aluminio. Si tienes aceite en rociador, le rocías aceite al molde y sobre las pechugas para que tomen un color dorado bonito. Hornear de 35 a 45 minutos. Servir con arroz, habichuelas, tostones, etcétera.

¡Yum!

La autora es propietaria de repostería cibernética www.messykitchengoodies.com.

Scroll To Top