Home » Editorial » ¡Tengo derecho a ser feliz!

¡Tengo derecho a ser feliz!

Por: Moraima Oyola

La mujer es vaso frágil, pureza, diamante pulido y creación divina. A medida que transcurre el tiempo, las tormentas de la vida golpean fuerte creando grietas difíciles de reparar creando dolor, decepción, depresión y hasta pocos deseos de vivir. Difícil no es sinónimo de imposible, por eso en nuestra historia de esta semana brindaremos herramientas de transformación y fortaleza para que puedas afirmar: TENGO DERECHO A SER FELIZ.

moraima

Moraima Oyola (Foto/Suministrada)

Querida Moraima:

Soy una mujer llena de mucho dolor e incertidumbre. El año pasado viví una dolorosa experiencia que me tiene esclava del miedo y la tristeza conduciéndome a la desesperación pues no encuentro la salida.

Vivía momentos de felicidad con mi pareja y gracias al fruto de nuestro amor quedé embarazada y llena de ilusiones. Faltando pocas semanas para traer mi bebé al mundo, sin ninguna razón ni explicación mipareja me abandonó marchándose con un antiguo amor. He sufrido y llorado muchísimo y aún no he podido superarlo a pesar de que ya han pasado 11 meses, pues él continúa comunicándose para demostrarme lo que aún siente por mí. Me resulta difícil borrarlo del corazón por lo cerca que lo tengo y cuando le pregunto por qué no regresa conmigo, lo único que me responde es que nunca voy a entender las razones por las que permanece en la otra relación.

Necesito ayuda pues aún no he podido alcanzar mis metas personales ni profesionales.Siento que estoy al borde de la locura.

Querida amiga:

Todos en algún momento hemos vivido tiempos de desilusión, engaño,  incertidumbre y abandono de quiénes menos lo esperamos. Entregamos lo que tenemos sin reservas ni medidas reconociendo que somos bienaventurados cuando damos. Duele demasiado ver cómo la persona a quien amamos, empaca maletas y cuando menos lo esperamos, se marcha sin ni siquiera un adiós.

Considera que:

  1. Existen personas que no están preparadas para estar a nuestro lado, pues no están dispuestos a entregarlo todo. No podemos permitir que el amor sea condicionado por lo tanto celebra lo que aún tienes mientras llega lo que quieres.
  2. Una relación no te define. La vida continúa y no podemos perder nuestra identidad por un abandono. Tenemos razones suficientes por las cuales continuar luchando sin olvidar que nuestros hijos también sufren lo que sufrimos. Por ti y por tu bebé, recupera tus metas; cada una espera por ti.
  3. Usualmente vemos las cosas como nos sentimos. Cuando todo es gris nos concentramos en la oscuridad perdiendo de vista que el amanecer llega en el punto más oscuro de la noche. Todo pasará y verás la salida.
  4. Cuando sueltas, deja de existir. En muchas ocasiones no nos percatamos que por nuestro apego hacemos que las cosas existan. No podemos concentrarnos en el dolor sino en nuestra dignidad (no merecemos ser engañados. VALÓRATE.)
  1. Vive aferrada a las tres “R”: Restitución-recuperarás tu honra; Retribución-serás recompensada; Restauración- todo regresará a su lugar.

Recuerda que el pasado no puede dejarte en el olvido, tú dejas en el olvido el pasado. Pasa la página, vuelve a comenzar.

VAMOS POR MÁS….

Envíame tu escrito a moraimaoyola@yahoo.com y te compartiré herramientas. Tuhistoriapuedeayudaraotros.

 

Scroll To Top