Home » Editorial » Teníamos de todo excepto agua

Teníamos de todo excepto agua

Javier Donate y Cindy Stalker

Hace poco pasamos varios días en Marruecos, África, específicamente en la ciudad de Marrakech. Experimentamos emociones muy intensas al caminar por las angostas calles del Old Town, conociendo sobre la cultura de los simpáticos marroquíes musulmanes y visitando la Mezquita.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Una de las cosas que más disfrutamos durante nuestra estadía fue montarnos en camellos. Mientras gozábamos del recorrido sobre este curioso animal, nos pasó algo muy interesante. El fuerte sol marroquí comenzó a castigarnos. Empezamos a sentir mucho calor y las gotas de sudor comenzaron a bajar por nuestra frente.

A veces andamos por la vida con muchas cosas, algunas hasta sin utilidad y que colocan un gran peso sobre nuestro equipaje.”

En ese momento abrí mi mochila y comencé a buscar agua. ¡OMG, no había! ¡Se había acabado el día anterior! Dentro de nuestros bultos llevábamos una computadora, un teléfono sin señal y hasta un abrigo para el frío. Ja, ja, ja… ¡teníamos de todo menos agua!

Para nosotros fue una gran enseñanza. A veces andamos por la vida con muchas cosas, algunas hasta sin utilidad y que colocan un gran peso sobre nuestro equipaje. Y, peor aún, careciendo de lo verdaderamente necesario…

Tenemos teléfonos inteligentes muy útiles, pero estos nos roban la atención y la bendición de hablar y escuchar a los seres amados.

Vivimos casas espaciosas, pero no tenemos descanso, pues hay que ocuparse excesivamente de la limpieza, el mantenimiento y las reparaciones.

Saturamos la vida con cientos de artilugios comprados a crédito y luego vivimos estresados, careciendo de paz y tranquilidad ante las presiones de las deudas.

Poseemos carros nuevos, pero no tenemos tiempo, pues hay que trabajar, trabajar y trabajar en algo que no disfrutamos para poder pagar la mensualidad.

Poseemos de todo menos espacio para cultivar nuestros valores espirituales. Decimos con nuestra boca que Dios es lo más importante para nosotros. Pero en la práctica llevamos una vida espiritual vacía, sin momentos de oración profunda, sin tiempo para estudiar Su Palabra, sin disfrutar del privilegio de ayudar al prójimo.

Creo que es hora de colocar lo esencial en la “mochila” de nuestro viaje por la vida.

Javier Donate y Cindy Stalker son los autores del libro y documental MAP-Mil Aventuras en Pareja. Para conseguirlos entra a www.JavierDonate.com o llama al 787-643-4709.

Scroll To Top