Home » Gobierno y política » Urgen al Gobernador y al Senado a defender la Universidad de Puerto Rico

Urgen al Gobernador y al Senado a defender la Universidad de Puerto Rico

RÍO PIEDRAS – Organizaciones universitarias se unieron para reclamarle al Gobernador Ricardo Rosselló y a la Rama Legislativa que actúen para ponerle fin al conflicto huelgario en la Universidad de Puerto Rico (UPR) cuanto antes.

Ricardo Rosselló Nevares, gobernador de Puerto Rico. (Foto/Suministrada)

“La morosidad que ha mostrado nuestro gobernador para atender este asunto no tiene ninguna justificación. Especialmente cuando recientemente aprobaron en tiempo record leyes para eliminar la Comisión de la Auditoría de la Deuda y para criminalizar las protestas. Si el gobernador no asume con premura la responsabilidad que le adjudica la ley para constituir la Junta de Gobierno de la UPR, estaría confirmando una vez más que en su agenda de gobierno no está la defensa de la educación pública”, expresó el doctor Errol Montes, portavoz de los Docentes en Movimiento Solidario (DeMoS).

DeMoS de la UPR en Cayey, el colectivo Profesorxs Transformándonos en Solidaridad Tornada en Acción (PROTESTAmos) de la UPR en Mayagüez, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) y docentes de otros recintos de la UPR en su carácter individual, así como la Hermandad de Empleados No Docentes (HEEND), se expresaron a favor de los acuerdos alcanzados entre el Comité Nacional de Negociación de los estudiantes y la Comisión de Diálogo Institucional de la UPR.

Enfatizaron que es urgente que el gobernador y el senado de Puerto Rico actúen pronto para que la Junta de Gobierno de la institución universitaria esté debidamente constituida y pueda ratificar los acuerdos logrados y dar paso a la apertura de los portones de la UPR sin intervención policiaca, ni violencia.

En la asamblea celebrada el jueves 25 de mayo, el estudiantado del Recinto de Río Piedras aprobó el fin de la huelga, condicionado a que la Junta de Gobierno ratifique los acuerdos, que incluyen, entre otros asuntos, el compromiso de no aumentar la matrícula durante el año 2017-18. Se espera que otras asambleas de estudiantes hagan lo mismo esta semana.

Los acuerdos se lograron luego de varias reuniones con representantes del movimiento estudiantil, del sector docente, no docente y de la propia Junta de Gobierno. 

Si la Junta de Gobierno se reúne y avala los acuerdos, la huelga se termina. Sin embargo, no está debidamente constituida por la renuncia de tres de sus miembros el martes, 23 de mayo. El gobernador nombró a dos miembros a la Junta y los sometió a la confirmación del Senado de Puerto Rico, como dispone la Ley de la UPR. 

“Con la confirmación de al menos una de estas dos personas, se puede constituir el quórum de la Junta de Gobierno. Sin embargo,  el proceso de evaluar y confirmar los nombramientos puede tardar si el Gobernador y el senado no lo tratan como un asunto prioritario”, añadió Montes.

Las organizaciones le hacieron un llamado público al gobernador y al presidente del Senado de Puerto Rico para que la evaluación y confirmación de los nuevos miembros de la Junta se incluya en la sesión del cuerpo legislativo que comienza el próximo 30 de mayo. 

Reclamaron, además, que las personas que ocupen los escaños vacantes estén comprometidas con el futuro de la UPR, tengan un conocimiento profundo sobre el sistema de educación superior pública y, sobre todo, respalden los acuerdos avalados por la comunidad universitaria como medida para la pronta resolución del conflicto huelgario.

Las organizaciones universitarias entienden que los estudiantes de la UPR, del Conservatorio de Música y de la Escuela de Artes Plásticas le han marcado el camino de lucha al resto del País. Describen su gesta como titánica, por tratarse de una lucha compleja contra una administración universitaria que según dijeron, no ha defendido consecuentemente a la institución, un gobierno que tiene una clara agenda para entregar la educación pública y todo el país a los bonistas y un sistema colonial que permite se imponga una junta fiscal totalitaria que atenta contra la educación, la salud y los derechos de los trabajadores.

“Si Ricardo Rosselló quiere de verdad hacer un gesto para atender los problemas causados por las medidas de austeridad que él mismo está imponiendo, este es el momento de que su administración facilite la ratificación de los acuerdos alcanzados por los estudiantes”, expresó el doctor Ángel Rodríguez, portavoz de la APPU.

Las organizaciones universitarias hicieron un llamado amplio a todos los demás sectores de la comunidad universitaria –independientemente de su opinión sobre la estrategia de huelga– para que apoyen los acuerdos alanzados, le reclamen a Rosselló que los avale y exijan que tanto él como el Senado cumplan con su deber de asegurar la gobernanza de la UPR cuanto antes.

“Ahora la bola la pusieron los estudiantes en la cancha del gobierno”, dijo la doctora Isar Godreau, representante del claustro ante el senado académico de la UPR- Cayey y parte del grupo DeMoS. “Independientemente de cuál sea la opinión de los profesores sobre la huelga, hay consenso en que el gobernador y el senado debe actuar cuanto antes a favor de que la UPR pueda salir de esta encerrona. En estos momentos atender la falta de gobernanza en la universidad es responsabilidad del gobernador y del senado. No cumplir con su deber tendrá consecuencias graves en términos de acreditación de las unidades y las becas para los estudiantes”, expresó la senadora.

Por su parte, Montes añadió que “no vamos a dejar solos a los estudiantes. Nos expresamos a  favor de los acuerdos logrados y a favor de una salida airosa de la huelga y de esta lucha de los estudiantes que es la lucha de todo el País contra las medidas de austeridad”.

Scroll To Top