Home » A tu salud » Vacúnate contra la influenza… ¡No olvides a tus niños!

Vacúnate contra la influenza… ¡No olvides a tus niños!

Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

La influenza o gripe es una enfermedad contagiosa causada por un virus que típicamente causa fiebre alta, tos y dolor de garganta, además de dolor de cabeza, dolores musculares y frecuentemente, cansancio extremo. Por ser un virus, no se trata con antibióticos (pues solo sirven para combatir infecciones bacterianas).

El mejor modo de proteger a tu niño contra la influenza es vacunarlo todos los años. (Foto/Suministrada)

El mejor modo de proteger a tu niño contra la influenza es vacunarlo todos los años. (Foto/Suministrada)

La mayoría de las personas se recuperan completamente por sí solos en una o dos semanas, pero algunas desarrollan complicaciones serias y potencialmente mortales como la pulmonía. La mejor manera de combatirla es vacunarte anualmente.

¿Quién debe vacunarse contra la influenza?

Debe vacunarse cualquiera que quiera evitar contagiarse y contagiar a otros con gripe. La vacuna toma alrededor de 14 días para surtir su efecto protector, así que asegúrate de vacunarte en cuanto esté disponible.

En Puerto Rico los casos de gripe ocurren durante todo el año, pero en los Estados Unidos la temporada de influenza es desde noviembre hasta abril. Por lo tanto, la vacuna contra la influenza está disponible anualmente al inicio del otoño.

Los niños pequeños corren riesgo de enfermarse.

Los niños pequeños, en especial los menores de dos años, sufren muchas hospitalizaciones a causa de la influenza.

El mejor modo de proteger a tu niño contra la influenza es vacunarlo todos los años. Los niños entre seis meses y ocho años de edad que reciben la vacuna por primera vez, necesitarán una segunda dosis en un mes. Después, solo necesitará una vacuna al año para protegerse contra la gripe.

Aunque los bebés menores de seis meses no pueden vacunarse, sí pueden contraer la influenza y enfermarse gravemente. Por eso es importante que cada miembro de la familia y cualquiera que los cuide se vacune para proteger a los bebés.

Algunos tienen un riesgo aun mayor.

Cualquier persona, incluso los niños, con condiciones de salud como asma, diabetes, enfermedad del corazón, enfermedad de los riñones o anemia falciforme, corren un riesgo mayor de verse afectados por complicaciones relacionadas con la influenza.

También es muy importante vacunar a las personas cuyo sistema inmunológico está debilitado por algún tratamiento (como quimioterapia). Si convives con una de estas personas o cuidas un niño con estas condiciones también debes vacunarte para evitar contagiarlo.

Scroll To Top