Home » Noticias » Venciendo las barreras del autismo

Venciendo las barreras del autismo

Por: Héctor J. Álvarez Colón
hector.presencia@gmail.com

CAROLINA – Una vez eres papá o mamá, tu vida se transforma en un instante convirtiendo tu tiempo en uno valioso para tu hijo. Esto se revalida cuando el niño nace con alguna condición de salud; el factor paternofilial es esencial en el desarrollo del menor.

Untitled

Foto/Suministrada

Suania Yanir Rodríguez, profesional en el campo de la publicidad, tuvo un niño a sus 21 años. Desde pequeño su hijo proyectaba tener etapas normales en su desarrollo. Sin embargo, no fue hasta los 5 años que comenzó a tener unas lagunas, sonidos, ‘ticks’ nerviosos y dificultades que no le permitían aprender como los demás niños. A sus 13 años fue diagnosticado con autismo.

“Él fue mal diagnosticado con retardación mental, pero no descansé hasta tocar todas las puertas de sicólogos, neurólogos, en fin un sin número de especialistas, hasta que llego al Centro Neurológico Funcional; cuando lo examinan me dicen que no tiene retardación mental, y fue diagnosticado con el síndrome de Asperger que forma parte de los Trastornos del Espectro Autista (TEA)”, explicó Rodríguez.

Suania no estaba preparada para el diagnostico de su único y primer hijo, cayendo en depresión por una semana. No obstante, a pesar de su fuerte rutina de trabajo, ella nunca dejó solo a JR (siglas del nombre de su hijo) y lo ha llevado de la mano en su tratamiento.

“Mi niño estuvo en varios colegios buscando la mejor alternativa, ya que estos niños (autistas) no todos sufren de tener unos rasgos físicos marcados, como otros, lo que empeora su situación, pues para los demás ellos son normales y su comportamiento lo ven como uno de un niño malcriado, engreído o que simplemente no quiere poner de su parte; lo que no saben es que ese niño no descansa tratando de ser comprendido y aceptado”, indicó Rodríguez.

Actualmente, JR participa de todas las actividades que conlleva su edad. Asimismo, el adolescente de 15 años cursa el grado 11 de escuela superior con honores. Su gran sueño es pertenecer al Servicio Secreto de los Estados Unidos y seguir practicando el deporte de ‘gotcha’ (paintball) donde posee una habilidad que lo ha llevado a participar en Estados Unidos (Tampa, Florida) de una competencia importante.

“Él practica el deporte de ‘gotcha’ y lo trabaja individual. En otros deportes, como los demás (niños) no entendían su comportamiento, comienzan los temores y él decide marcharse. Pero, esto lo crea los mismos compañeros y personas que no saben cómo tratar este tipo de niños. En mi caso yo no puedo mucho informarlo (que es autista), porque él no quiere que todo el mundo lo rechace o le hagan ‘bullying’, ya que lo ha vivido”, expresó Suania.

Rodríguez, enfatiza que no hay mejor tratamiento que el apoyo de los familiares, en especial de los padres. “La verdad es que estos niños (autistas), sin la ayuda de mamá, no hay forma de sacarlos a flote; el mundo todavía no está preparado para aceptarlos a ellos, lamentablemente,” sostuvo.

“Mi experiencia como madre ha sido hermosa y no descanso en poder decirles a todas las madres que están comenzando a criar, qué cosas deben velar y qué pasos seguir con sus niños para que no pasen por todo lo que yo he pasado. En el proceso hay que tener fe, dedicación, pero sobretodo confiar en el niño y que no existe ninguna barrera que detenga sus metas y que lleguen a ser todo lo que desean en la vida”, dijo la publicista.

Por otra parte, Suania Yanir Rodríguez tiene muchos ángeles a su lado que la ayudan a seguir hacia adelante. Uno de ellos es Andrés, un joven de 26 años que fue diagnosticado con autismo cuando tenía 2 años de edad. Andrés se graduó con honores de Altlantic College con un Grado Asociado en Diseño Gráfico y un Bachillerato en Animación Digital. Actualmente colabora con Rodríguez en la agencia donde trabaja apoyando al equipo digital.

“Comenzamos trabajando una historia de un libro de pintar donde el creo todo los dibujos animados; después de conocerlo no quisimos que dejara de ser parte de nosotros en la agencia. Andrés es un modelo a seguir de lo que se puede lograr cuando padres (como los de él) se comprometen y se dedican en cuerpo y alma a echar hacia adelante estos jóvenes. Andrés es mi motivación y el que me da fuerzas día a día para no rendirme como madre y seguir todo proceso que me ayude a que mi hijo logre sus sueños y sea un Andrés en el futuro”, puntualizó Rodríguez.

Scroll To Top