Atribuye vandalismo en planta de Canóvanas por estar sin operador

04/17/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN- El presidente de la Unión Independiente Auténtica (UIA), Pedro Irene Maymí, reaccionó ayer a la noticia difundida donde se informó de vandalismo en la Planta de Filtros de Cubuy en Canóvanas, según la información ofrecida por el líder sindical, esta no es la primera vez que ocurre y advirtió de consecuencias nefastas si se continúa con el plan de dejar plantas sin operadores.

(Foto/Suministrada)
(Foto/Suministrada)

“Este es el cuento de nunca acabar. En varias ocasiones hemos denunciado que el empeño de la Autoridad en dejar las plantas sin operador, alegando economías, está poniendo en riesgo la calidad del agua que se produce en estas plantas. Esta de Canóvanas por ejemplo, es la tercera o cuarta vez consecutiva que la vandalizan, en las dos últimas ocasiones hubo que vaciar tanques porque fueron contaminados con diésel. En esas ocasiones la Autoridad no dejó entrar a su turno a los operadores hasta que compañías privadas lavaran los tanques, lo que evitó que nuestra gente detectaran la gravedad de la situación. Hoy se informa que nuevamente lanzaron algún químico al agua. Si eso es verdad, la salud del pueblo puede estar en riesgo”, alertó el líder obrero en un comunicado de prensa.

Según Irene Maymí, “esta planta está por un programa de automatización en la cual el patrono ajustó los turnos con el propósito de dejarla operando en horas de la madrugada sin operadores, lo que ha provocado esta ola de vandalismo en esta instalación. Ya los pillos conocen esta información y se están metiendo a hacer sus fechorías. Aun cuando la Autoridad intentó minimizar la situación, lo cierto es que el País puede estar en riesgo de que el agua que consumimos sea contaminada”.

“Esto es un mensaje a la legislatura del País que pretende reducir recursos a costa de lo que sea, sin embargo tenemos que ver que esto no es como una empresa de teléfonos, que poner sistemas automáticos pudiera redundar en alguna reducción de personal que no tiene ninguna consecuencia a la Salud pública, en acueductos si las tiene. Cualquiera con malas intenciones puede aprovechar que una planta está sola, y tirar alguna sustancia en el agua y contaminarla, y el País no debe permitir eso” argumentó.

Por último, Irene Maymí cuestionó que al momento no se haya identificado a los responsables de haber dado la orden de tirar agua sucia en el Río Guaynabo.

“A este momento no se ha dado a conocer quien o quienes fueron los responsables de dar las instrucciones de tirar al Río esa agua y que le costó miles de dólares a la Autoridad. Me parece que ya es hora de dar a conocer dicha información, y que asuman su responsabilidad con el País”, terminó diciendo el dirigente obrero.