Comienza proyecto de demolición en Torres de Sabana

15 Jul

(Fotos/Suministradas)

Jayleen Rodríguez
Jayleen.rodriguez@presenciapr.com

CAROLINA- El proyecto de demolición del antiguo residencial público Torres de Sabana, en Carolina, comenzó su primera etapa el pasado 21 de junio, tomando muestras de materiales como asbestos y plomo para conocer la condición ambiental de la estructura para determinar el impacto ambiental.

“Estimamos terminar con esta primera etapa del proyecto entre octubre y noviembre de este año para comenzar con la demolición de los edificios pequeños. El proceso continuará hasta mediados de 2022”, dijo el Administrador de Vivienda Pública (AVP), Alejandro Salgado Colón.

La compañía a cargo de la demolición es Piloto Construction LLC. La inversión total del proyecto será de $5.3 millones.

Una vez termine la demolición, el plan de la Administración de Vivienda Pública es construir un complejo de vivienda mixta con unidades subsidiadas por el gobierno, sección Plan 8 y alquiler privado.

“El proyecto tendrá 132 unidades, pero todavía no tenemos clara la fecha de cuándo comenzará la construcción, debido a que todavía estamos trabajando en la estructura financiera porque será con una mezcla de fondos federales y créditos contributarios”, explicó Salgado.

El complejo de vivienda mixta tiene algunas compañías que ya se presentaron para la competencia de subasta para la construcción del proyecto, de las preseleccionadas se elegirá una cuando se tenga la estructura financiera aprobada. “Una vez se tenga listo la estructura financiera y los planos del proyecto se puede hablar de fechas, pero, por el momento, sería muy prematuro”, adelantó.

El residencial lleva en planes de demolición desde el 2018. La razón del desalojo inicial fue por el deterioro avanzado en el que se encontraba el residencial luego de servir como vivienda pública por más de 40 años.

Cámara de Representantes realiza vista ocular

El representante Ángel Matos García celebró una vista ocular el martes, 13 de julio, en la que la Comisión Para el Desarrollo y la Fiscalización de Fondos Públicos de la Región Noreste, se movilizó hasta Carolina para investigar el estatus de la demolición del residencial público. En la vista estuvieron presentes el alcalde de Carolina, José Carlos Aponte Dalmau; el Secretario de Vivienda, William Rodríguez; y el administrador de la Administración de Vivienda Pública, Alejandro Salgado.

La Resolución de la Cámara #262 ordena que la investigación deberá considerar además el proceso que se llevará a cabo sobre la demolición de la estructura, traslado y reubicación de los residentes, así como las medidas cautelares que se tomarán al respecto.

El residencial Torres de Sabana fue inaugurado en enero de 1971 y se convirtió en uno de los desarrollos de vivienda pública más emblemáticos de la región noreste de Puerto Rico. Los seis edificios del complejo, junto a sus instalaciones administrativas, recreativas y comunales, sirvieron de hogar a 452 familias. Sin embargo, al cabo de más de 40 años, el deterioro se apoderó del complejo de vivienda.

Por esta razón, en agosto de 2017, la Administración de Vivienda Pública (AVP) presentó una solicitud ante el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) para demoler todas las estructuras del complejo, incluyendo seis edificios de vivienda (dos edificios de 10 pisos y cuatro edificios de cuatro pisos). El proceso de desalojo se realizó en agosto de 2019 y 180 familias que residían en el complejo de vivienda para esa fecha recibieron realojo permanente.

Asimismo, 116 familias se reubicaron en otras unidades de vivienda pública, y 64 recibieron vales de Sección 8. HUD aprobó la solicitud de demolición el 4 de septiembre de 2019. Sin embargo, el descubrimiento de condiciones ambientales requirió enmiendas materiales lo que retrasó el proceso de subasta. Finalmente, ocho entidades presentaron licitaciones, las cuales fueron evaluadas por la Junta de Subastas del Departamento de la Vivienda y el 25 de marzo de 2021 se adjudicó la subasta para la demolición del complejo de viviendas Torres de Sabana.

“Este proceso debe ser transparente porque estamos hablando del desarrollo de un nuevo proyecto de vivienda que elevará la calidad de vida de nuestros conciudadanos. Cada peso debe ser bien utilizado en pro de los mejores intereses de nuestra gente. Las cuentas deben estar claras, y esta Comisión se encargará de fiscalizar cada centavo”, añadió el representante.