‘Mochila de Amor’: Entregan bultos de alimentos a niños luquillenses

05 Mar

Jayleen Rodríguez
Jayleen.rodriguez@presenciapr.com

LUQUILLO- Con el motivo de continuar con la misión de erradicar el hambre de la niñez en Puerto Rico, el Movimiento Pentecostal La Luz del Mundo en Fajardo comenzó hace dos años el proyecto ‘Mochila de Amor’, donde les entregan bultos llenos de alimentos a 50 niños de la escuela Alejandrina Ríos Benabé, en Luquillo.

Los niños son referidos por la trabajadora social de la escuela y deben presentar evidencia de necesidad económica. “Nuestra misión es suplirle la comida para el fin de semana, ya que los niños usualmente desayunan y almuerzan en el comedor escolar. Todas las comidas son fáciles de hacer, incluso en microondas para que el mismo niño pueda confeccionar sus alimentos en casos donde los papás no estén al pendiente de sus niños o no puedan confeccionarles las comidas”, explicaron los pastores Isamar Ortiz y Mariano Del Río.

Todos los viernes a las 7:30 a.m., Ortiz se estaciona en el espacio de aparcamiento del plantel escolar para esperar que los padres comiencen a llegar con sus niños y entregarles las mochilas llenas de alimentos. “Hay padres que a veces no se presentan a buscar las mochilas, por eso yo cree un ‘chat’ de padres donde les escribo o los llamo para llevarle la mochila para que esa comida no se pierda y que el niño no se quede sin sus alimentos”, relató la pastora.

La dinámica consta de entregarle una mochila con ruedas llena de alimentos a cada niño que pertenezca al grupo beneficiado. Esta debe ser entregada vacía el mismo día o durante la semana, por acuerdo previo con alguno de los pastores o voluntarios de la iglesia, para poder llenarla nuevamente y entregarla llena de alimentos el próximo viernes.

Los alimentos que se suplen en las mochilas son adquiridos con el dinero de los diezmos de la iglesia y se compran en el banco de alimentos a un costo menor. “A pesar de que compramos algunos de los alimentos a bajo costo, tenemos un gasto que sobrepasa $3,000 mensuales solo en compra de alimentos para el proyecto Mochila de Amor”, explicó Del Río.

Los bultos son insulados para que mantengan la frescura de los alimentos. Entre los productos que se suplen están los embutidos, leche, hojuelas de maíz, suplemento para niños, jugos, entre otros.

Nuestra visión es continuar expandiendo la cantidad de niños impactados, de hecho, quisiéramos poder llevar este proyecto a más escuelas para que más niños se beneficien del programa, pero todavía no hemos tenido la oportunidad de concretizarlo”, comentaron los pastores.