Congreso aprueba medida que ayudará financiar proyectos

05/27/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

WASHINGTON, D.C.- El comisionado residente, Pedro Pierluisi, anunció hoy la aprobación por el Congreso de la Ley de Desarrollo de Recursos de Agua de 2014, que incluye una disposición que facilita la terminación de los proyectos de control de inundaciones, dragado de puertos y otros, del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos en Puerto Rico.

Pedro Pierluisi, comisionado residente (Foto / Suministrada)
Pedro Pierluisi, comisionado residente (Foto / Suministrada)

“El Gobierno de Puerto Rico enfrenta unos retos económicos y fiscales severos, como resultado -entre otros factores- del trato desigual que recibe la Isla bajo múltiples programa federales debido a su estatus político.  Puerto Rico es particularmente vulnerable a desastres naturales tales como huracanes e inundaciones debido a su localización geográfica, topografía y clima.  Mi enmienda ayudará a empezar y terminar proyectos claves en la Isla, al reducir el monto de dinero que se requiere que gaste el gobierno de Puerto Rico, los gobiernos municipales o las organizaciones sin fines de lucro, para ejecutar estos proyectos.  Me complace que pronto la enmienda se convertirá en ley”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Pierluisi sometió la enmienda al proyecto de ley en octubre de 2013, cuando se consideró la medida en primera instancia en el pleno de la Cámara federal.  La misma se mantuvo en el proyecto final negociado por los líderes de ambos cuerpos, aprobado hoy en la Cámara y ayer en el Senado, y ahora pasa al presidente estadounidense, Barack Obama, de quien se espera que lo convierta en ley con su firma.

Detalló que, bajo la ley actual, todo proyecto del Cuerpo de Ingenieros –incluyendo el dragado de puertos y puertos marítimos y la construcción de represas, diques y canales, para proteger las viviendas y los negocios de inundaciones- requieren que un “auspiciador no federal” contribuya al costo de la planificación y ejecución del mismo. Típicamente, un “auspiciador no federal” es un gobierno estatal o local, aunque también puede ser una organización sin fines de lucro.

Generalmente, el gobierno federal financia entre el 65 por ciento y el 85 por ciento del costo de los proyectos de dragado, dependiendo de la profundidad del puerto, y el 65 por ciento del costo de los proyectos de control de inundaciones y control de daños causados por huracanes.  El resto debe ser pagado por el “auspiciador no federal”.

Pierluisi dijo que la disposición otorga al gobierno de Puerto Rico y a cualquiera de sus 78 municipios un alivio de hasta $430 mil por proyecto, en el requerimiento de contribuir al costo de los proyectos como “auspiciador no federal”.

Mencionó que hay unos 20 proyectos autorizados por el Cuerpo de Ingenieros pendientes en Puerto Rico que podrían beneficiarse de la enmienda, incluyendo el Río de la Plata, el Río Grande de Loíza, el Río Descalabrado, el Puerto de Arecibo, el Canal Martín Peña, los Ríos Portugués y Bucana, el Río Guanajibo y el Río Nigua, entre otros.