Home » A tu salud » Cómo lactar de manera exitosa

Cómo lactar de manera exitosa

(Foto/Suministrada)

La lactancia es algo que se aprende, y requiere paciencia y práctica. Mientras tú y tu bebé están aprendiendo, podrías sentir inseguridad y quizás algunas molestias, pero pronto mejorarán la situación.

Para lactar de manera exitosa, lo ideal es empezar justo después del parto, pues en estos momentos, tu bebé está despierto y el instinto de chupar es muy fuerte. Habla con tu médico antes de dar a luz y dile que quieres lactar al bebé al nacer. Si lo llevan a la sala de bebés del hospital, pídele al personal que no le den fórmula, sino que te lo lleven a ti para lactarlo.

Mientras estás en el hospital, pide que te coloquen en un cuarto con tu bebé, de esa manera puedes amamantar a tu bebé con frecuencia y pueden empezar a conocerse. Si te hacen una cesárea, asegúrate de que te acompañe tu pareja o algún familiar siempre, ya que ellos te pueden ayudar a atender al bebé y acomodarlo para lactar.

Al nacer tu bebé, tu leche será amarilla y la cantidad será pequeña. Esta leche se llama calostro; es más espesa y suave para el estómago de tu bebé y está llena de defensas contra enfermedades.

En las primeras 12 a 24 horas, tu bebé tomará cerca de una cucharadita de tu leche cada vez. Puede que apenas veas la leche, pero esta contiene todo lo que tu bebé necesita en las cantidades exactas.

Entre los días 2 y 5 tu leche madura “baja” y será de color blanco azulado, pero podría verse amarilla por unas dos semanas. Tus senos se sentirán llenos y pueden gotear. Amamantar con frecuencia ayuda a reducir la hinchazón, ya en esta etapa tu bebé lactará bastante, por lo menos 8 a 12 veces cada 24 horas.

No te asustes si tu bebé pierde algo de peso después del parto, esto es normal y no se debe a la lactancia. Si el bebé no pierde más de 7 – 10% de su peso durante los primeros 3 – 5 días, está recibiendo suficiente alimento. Tu bebé recuperará su peso al nacer cuando tenga entre 10 días y dos semanas de nacido. Habla con tu pediatra si te preocupa el peso de tu bebé.

Recuerda que con el tiempo la lactancia se te hará más fácil, pero si las cosas no marchan bien, pide ayuda lo antes posible. Habla con amigas que hayan lactado o ve a reuniones de grupos de apoyo. En estos grupos, como los de la Liga de Leche, puedes conocer a otras madres lactantes y aprender de sus experiencias.

Inicio

Scroll To Top