Departamento de Salud lanza campaña sobre la lactancia

01 Aug

Jayleen Rodríguez
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN- La campaña de concienciación sobre la importancia de la lactancia denominada Lacta en confianza, se creó con el propósito de promover la lactancia en época de huracán o desastre natural debido a que no requiere preparación, agua potable ni electricidad para refrigeración.  

(Foto/Suministrada)

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado indicó que la iniciativa es un esfuerzo de promover la lactancia como el alimento más seguro para los infantes, en específico, en época de huracanes ya que no requiere de cuidados para preservarla, enfriarla o mezclarla. También hizo hincapié que, aunque la madre en temporada de huracanes, tal vez, la madre consuma menos alimentos, la leche materna no baja su cantidad ni calidad.

La leche materna contiene los nutrientes esenciales para que el bebé se desarrolle dependiendo su etapa, ya que el cuerpo de la mujer está diseñado naturalmente para ello, la cantidad que produce cada madre lactante dependerá de la cantidad de veces que amamante a su infante, mientras mas veces se succione la leche mas cantidad producirá.

En el caso de una de las portavoces del proyecto, Franchesca Rivera, dio a luz a su bebé en diciembre tiempo en el que aún carecía de electricidad en su residencia, su niña estuvo recluida por dos semanas por lo que ella se extraía la leche de su pecho mas no tenía contacto directo entre el bebé y su pecho, esto le ocasionó problemas una vez intentó amamantar de forma natural.

“Yo tuve que recurrir a mi dula para que me ayudara en el proceso de reconexión con mi bebé, que ya en sus primeras dos semanas se había acostumbrado a la botella y rechazaba mi pecho, pero con ayuda y paciencia lo logré”, tanto así que luego del fenómeno atmosférico donó leche materna para el consumo de otros bebés que así lo necesitaban, explicó.

Incluso luego del huracán María, Francheska Rivera fue una de las madres lactantes que donó leche materna para el consumo de otros infantes.

Al mismo tiempo, el Departamento de Salud en su deber ministerial, después del huracán desarrolló una campana por los medios disponibles que en ese entonces fueron la radio y la prensa escrita donde se promovió la lactancia como la alimentación más segura ya que les ofrece protección a los infantes luego de un desastre, fortaleciendo su sistema inmunológico y brindándole los nutrientes requeridos ante su etapa de vida.

Además, añadió que en Puerto Rico lactar todavía es un tabú tanto en la sociedad como en los trabajos, ya que según indica no se les considera al momento de habilitar los baños y espacios públicos, somos minoría, pero existimos y se nos debe considerar y respetar.

“En mi caso tuve que renunciar porque mi jefe no estaba siendo justo con el proceso natural que vivimos las mujeres lactantes, que saben que esperar más de dos horas sin sacarnos la leche ocasiona un dolor irresistible, sin embargo, ahora tengo un jefe que lo catalogo como líder que me permite ese espacio para libremente ir a una oficina privada y sacarme la leche para mi bebé”, enfatizó Rivera.

La presentación de la campaña también sirvió de escenario para que se hiciera lectura y entrega del acta firmado por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló Nevares, el 2 de julio de 2019 donde conmemora la semana del 1 al 7 de agosto como la semana la lactancia, haciendo eco de la semana mundial de la lactancia celebrada en la misma fecha.

El esfuerzo se realizó directamente en la División de Madres, Niños y Adolescentes del Departamento de Salud, que desde el huracán María identificó la necesidad de apoyo, educación y promoción de la lactancia como alimento oficial para los infantes en temporada de huracanes, ya que en base a la experiencia que propulsó María se probó la efectividad de la lactancia ante la carencia de productos de primera necesidad como la comida, el agua y la electricidad.