Home » Noticias » Doña Lula: Dueña y señora del burén

Doña Lula: Dueña y señora del burén

Héctor J. Álvarez Colón
redaccion@presenciapr.com

LOÍZA – Oficialmente ya llegó el verano, y qué mejor forma de celebrarlo que ir a degustar de las comidas típicas que se realizan en el tradicional municipio de Loíza.

Foto por Héctor J. Álvarez ColónDurante décadas, en un rincón del sector Jobos en Loíza ubica El Burén de Lula; un quiosco de comidas artesanales preparadas por las manos de María Dolores “Lula” De Jesús. Conservando la cultura africana e indígena, Doña Lula, como cariñosamente se le conoce, pertenece a la tercera generación de una familia de artesanas del burén.

“Desde que era pequeña siempre estaba pegada a mi mamá, aprendiendo a cocinar y aprendiendo las recetas. A mí me encanta esto”, dijo la septuagenaria quien vive orgullosa de su madre, Marcia. “Yo comencé para ayudar a mi mamá desde los 12 años; trabajaba y luego le llevaba el dinero hasta su cama. Hasta que un día me dijo que no le diera nada y me quedara con el negocio”, añadió.

Todos los fines de semana con la ayuda de varios asistentes, El Burén de Lula abre al público con una escogida selección de platillos. A pesar de que no está ubicado en la zona turística más conocida de Loíza, Piñones, Lula se ha distinguido por el arroz con jueyes, empanadas de yuca, casabe, salmorejo de jueyes, arroz con coco y un dulce de coco que ha atraído a miles de turistas locales e internacionales.

“Hay otros negocios en Loíza, pero a mí me gusta hacer las cosas con mi sazón, no que otras personas lo hagan. Ya la gente viene por un sabor peculiar y por eso me gusta hacer las cosas yo”, señaló De Jesús.

Cuando llega el fin de semana, Doña Lula se levanta a las 7:00 a.m. para comenzar a preparar sus platos confeccionados a base de yuca y que son colocados sobre hojas de plátano. Su microondas (como le llama al burén) es una plancha de metal sobre un fogón a base de leña y cáscaras de coco; era en un instrumento como este, pero en barro cocido, donde los indígenas cocinaban el casabe, tradición que ha continuado por las manos de Doña Lula.

Foto por Héctor J. Álvarez Colón

Más que un quiosco, El Burén de Lula es un museo gastronómico donde el paladar es testigo de las delicias artesanales que mantienen viva nuestra cultura.

“Lo más que se venden son las empanadillas de jueyes, la tortilla dulce y las habichuelas con patitas que ya no se realizan en muchos lugares”, sostuvo Lula.

Más que un quiosco, El Burén de Lula es un museo gastronómico donde el paladar es testigo de las delicias artesanales que mantienen viva nuestra cultura. Para expandir la oferta culinaria, Doña Lula siempre soñó con realizar un libro de recetas, lo que logró gracias a la intervención del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

“Yo quería hacer un libro de recetas; una vez vino personal del Instituto de Cultura a degustar de nuestra comida, me acerqué y les dije sobre mi idea de hacer el libro. Ellos auspiciaron la idea y yo solo tuve que crear el contenido”, explicó la artesana culinaria quien añadió que el libro ayuda a adaptar la cocina del burén a la doméstica.

La publicación El Burén de Lula, Cocina artesanal, contiene un glosario de definiciones de alimentos y los secretos de la cocina de Doña Lula, como las arepas de arroz y de maíz, las famosas empanadas de jueyes y los dulces típicos. El libro está a la venta en el Instituto de Cultura y en el quiosco de Doña Lula.

El Burén de Lula abre sábados y domingos de 11:30 a.m. hasta las 5:00 p.m. Ubicado en el sector Jobos en Loíza, ofrece un selecto menú: empanadilla de jueyes y carne, tortilla dulce, casabe soso, casabe de azúcar y queso, arepas de arroz y de maíz, arroz con jueyes, arroz con coco, salmorejo de jueyes y dulce de coco.

Para más información, o si desea realizar órdenes, puede comunicarse al (787) 876 – 1095.

Scroll To Top