Home » Editorial » El Corcovado

El Corcovado

Por: Gina Delucca

Hacía tiempo que no subía a la loma de Yabucoa a visitar a mis viejitas. Escogí este sábado pasado (13 de agosto) por la tarde, olvidando que era el juego de Mónica Puig para la medalla de Oro.  Pero me enteré de la victoria en el camino hacia arriba, por la algarabía en las calles. Así que entro por el balcón y…

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

“Se le caían los brazos” dijo Ramonita. Estaban comentando sobre una película del 2009 en cuyo trailer pasado por TV ellas vieron la escena en la que el cataclismo llega a Río de Janeiro y quebranta la famosa estatua del Cristo Redentor do Corcovado.  Pero al verme se levantaron de sendos sillones y vinieron a abrazarme, como si yo fuera Mónica, ja ja ja. Estaban contentísimas… “En estos momentos de estrés colectivo en el país, al menos esta alegría nos une”, dijo Titi Monona.

Ramonita continuó: “Mira, nena, yo estuve buscando información y resulta que hay más estatuas colosales de Jesús, La Virgen y algunos santos que de Buda, gracias a Dios. Porque aunque históricamente Buda existió, sabemos que ni murió por nadie ni tampoco resucitó”.

“Y en la lista de estatuas colosales, nena, auque no me lo crean, está la nuestra de Cristóbal Colón. Saqué cuenta y mide más que la Estatua de la Libertad” dijo Titi.

“Pero ninguna tan bonita como el Corcovado, nena. Es art-deco. La terminaron en el 1931 y se considera una de las siete maravillas del mundo. Me molesta que en esa película la destruyeran” continuó Ramonita.

“Sí, pero costó un cuarto de millón de dólares hacer esa estatua, en los años treinta. Imagínate todos los niños pobres que podrían comer con ese dinero… No me molesta que en la película desbaraten la estatua, por más linda que sea” acentuó Titi, quien es protestante y tiene sus reservas sobre las estatuas.

“Podrán destruir las estatuas, pero la fe seguirá creciendo” dije yo con optimismo y para que no pelearan estas dos.

Hubo un breve silencio. “¿Qué quiere decir corcovado?” dije para ver qué más sabían del tema.

“Quiere decir encorvado, o jorobado, o simplemente doblado. No sé por qué la montaña se llama así…” dijo Ramonita.

“Pero me gusta que se llame así, fíjate” dijo Titi. “Suena a que Jesús está doblado, velando por nosotros. También nos recuerda que fue humillado.” “Y tú, nena, ¿viste esa película?

Contesté: “¡Qué poco me conocen! ¡No! La película, que se llamaba 2012, si se acuerdan, era de una supuesta profecía maya sobre la destrucción del mundo. Es de género apocalíptico. Todos los años hacen una o dos películas apocalípticas, reciclando el tema de diferentes maneras. Son películas multimillonarias, super-producciones, que a su vez dejan a los productores más y más millones”.

Y Ramonita, la católica ducha en Biblia dijo: Apocalíptica… ¡como si se supiera el año del fin! Ya lo han predicho tantas veces, llega el año y no pasa nada…

Blo dice la Palabra, que no se sabe ni el día ni la hora…”.

“¿Pero el año y el mes?” advirtió Titi con las cejas levantadas.

MUNDILLO INTERACTIVO: MUNDILLO INTERACTIVO: Pueden escribirnos al Box 192889, San Juan, PR. 00919-2889, o a gina@mimundillopr.com. Para más información de la autora, ordenar el libro y leer otros artículos, pueden entrar en www.mimundillopr.com.

 

 

Scroll To Top