Home » Editorial » La oración y la meditación fortalecen tu cerebro

La oración y la meditación fortalecen tu cerebro

Drs. Carlos y Vidalina Echevarría
Pastores, psicólogos y consejeros cristianos

Puede verse que creer en Dios, ir a una iglesia, cantar alabanzas y mantenerse activo en oración tiene un profundo impacto en el bienestar familiar, tanto a nivel espiritual como mental físico. El compartir, reír, hablar con Dios y con los otros nos ayuda a reducir el estrés, mejora nuestra resistencia a las enfermedades, aumenta nuestra memoria, y ayuda a vivir una vida de calidad. Estudios médicos han comprobado, que diferentes clases de actividades religiosas tienen diferentes tipos de impacto en el cerebro.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Se comprobó el efecto de la expansión en el cerebro causado por la oración, depende de cuán a menudo y cuánto ore la persona.”

El Dr. Andrew Newberg, director del centro Myrna Brinda, de investigaciones para la medicina integral y profesor del Hospital Universitario y Colegio de Medicina Thomas Jefferson en Filadelfia quien es además fundador de la clínica de neuroteología, hizo un estudio sobre la relación entre el fenómeno espiritual y el cerebro humano (Informe de Salud Mental). Él quería buscar entender qué cambios suceden en el cerebro cuando nos envolvemos en actividades religiosas y de meditación.

Encontró que cantar himnos y decir oraciones en grupos de fe tiene diferentes efectos en el cerebro. En esas actividades los miembros de la congregación vienen a ser parte de algo más grande que ellos mismos y dejan parte de su soledad e individualidad a través de la música, causando estos cambios individualidad a través de la música causando estos cambios positivos en el cerebro.

Se comprobó el efecto de la expansión en el cerebro causado por la oración, depende de cuán a menudo y cuánto ore la persona. La oración por periodos cortos no demostró cambios, a diferencia de la oración por periodos largos y frecuentes que produce beneficios tangibles e identificó la fe como la manera más poderosa de mantener un cerebro saludable.

Ejercitas tu mente cuando oras o cuando cantas ya sea en silencio o a viva voz, o cuando estás leyendo la Biblia o un libro porque tu cerebro está altamente comprometido y enfocado en acercarte a Dios. Fuimos creados para alabar a Dios. Acércate a Dios y él se acercará a ti. Humillémonos ante la presencia de Él para tener buena salud mental. Un pueblo unido en oración jamás será vencido.

Busca la versión completa en presenciapr.com.

 

 

Scroll To Top