Home » Noticias » Líderes sindicales instan a cerrar cuentas en Banco Popular

Líderes sindicales instan a cerrar cuentas en Banco Popular

Por: Redacción Presencia
presenciaregional@gmail.com

SAN JUAN- El liderato de los sindicatos que agrupan a los trabajadores de las corporaciones públicas denunció hoy “el contubernio” entre el Banco Popular de Puerto Rico (BPPR), y su presidente Richard Carrión, y la administración del gobernador, Alejandro García Padilla, para destruir el servicio y el empleo público, y exhortaron a los trabajadores a retirar sus cuentas con dicho banco.

Eva Ayala (Foto/Suministrada)

Eva Ayala
(Foto/Suministrada)

De acuerdo con el presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, el BPPR dedicó su boletín financiero “Progreso Económico” a “demonizar los beneficios y salarios que reciben los empleados de las corporaciones públicas, en particular los que trabajan en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE)”.

“Él [Carrión] se ha quejado de los salarios que reciben los compañeros y compañeras reciben en las corporaciones. Entonces, él dice que tenemos que ser equitativos… pues si él se lleva $160 millones en ganancias y él quiere ser equitativo, pues que ponga de sus ganancias para que entre los trabajadores haya una mejor distribución”, señaló Eva Ayala de la organización magisterial EDUCAMOS, y una de las portavoces de los líderes sindicales.

Ayala exhortó a todos los trabajadores representados por los sindicatos del Frente Unido a que “saquen sus cuentas del Banco Popular porque éste representa el atropello de las recién aprobadas medidas impositivas que atacan el bolsillo de los trabajadores pero garantizan la riqueza de los bonistas y los grandes empresarios”.

La líder magisterial no pudo precisar cuántos empleados de las corporaciones públicas mantienen cuentas y depósitos con el BPPR.

Por su parte, Figueroa Jaramillo recalcó que mientras Carrión ataca a los trabajadores y reclama la reducción de sus salarios, éste parece olvidar que el banco que dirige ha sobrevivido los episodios de malas decisiones de negocios y hasta el fraude en la venta de acciones, a costa de subsidios y de que sus activos “se nutren en gran parte de los depósitos de la nómina gubernamental y otras transacciones que realiza el gobierno”.

Scroll To Top