Operativo interagencial: Policía interviene con comercios del área este

29 Jul

Héctor J. Álvarez Colón
Hector.alvarez@presenciapr.com

FAJARDO – Tras la gobernadora Wanda Vázquez anunciar la implementación de la Orden Ejecutiva 2020-054, en el área policiaca de Fajardo, bajo la dirección coronel Juan Rodríguez Dávila, durante el fin de semana, se visitaron varios negocios de expendio de bebidas alcohólicas junto a otras agencias del gobierno Departamento de Salud, OSHA, Hacienda y Bomberos.

¿El resultado?

  • 35 denuncias, de estos 27 a personas y a ocho comercio
  • Bomberos expidió multas con total de $1,600.00
  • 14 denuncias por Ley 8 (cambio de piezas de vehículo de motor)
  • 241 boletos por violaciones a la Ley 22 de Tránsito. 
(Foto/Suministrada)

El comandante de área, Juan Rodríguez Dávila, explicó a Presencia que este fue un operativo en conjunto con otras agencias para hacer cumplir la orden ejecutiva de la gobernadora. A esos fines visitaron comercios conocidos comúnmente como bares-cafetines y restaurantes para constatar que cumplían con lo establecido como: mantener distanciamiento social, uso de mascarillas entre empleados y visitantes, evitar aglomeraciones de personas y el uso de 50% de ocupación en caso de restaurantes. Según Rodríguez Dávila, Hacienda expidió sobre $3,500 en multas pues se descubrió que muchos establecimientos no solo violaban la orden ejecutiva, sino que no contaban con los permisos necesarios o vigentes para operar.

Hay lugares que ya uno debe intervenir, porque conocemos que tradicionalmente es un bar- cafetín. Y sabemos que el consumo en esos establecimientos es mayormente alcohol y la orden (ejecutiva) es clara en esa parte: los ‘sport bar’, cafetines y todo aquel negocio conforme a esta orden ejecutiva con vigencia hasta el viernes, 31 de julio no pueden operar”, declaró el coronel.

Aunque los bares deben permanecer cerrados, los restaurantes, por otro lado, solo pueden operar con un 50% de ocupación y con el servicio de delivery o carry-out. En el plan de trabajo policiaco hay dos elementos a considerar que a simple vista se pueden considerar como motivo fundado para la intervención.

Comensales sin mascarillas, sin distanciamiento social en las afueras de ese restaurante y sobre todas las cosas esa acción de estar ingiriendo alimentos o bebidas fuera del establecimiento, eso también es una violación a la orden ejecutiva que así lo dice. Cada restaurante es responsable de tener 50% operando dentro del establecimiento con personas. No pueden tener filas en espera para poder entrar al lugar”, aclaró Rodríguez Dávila, quien añadió que en estos casos las personas deben permanecer en sus vehículos.

La intervención se realiza en dos fases: se interviene con el individuo y luego con el establecimiento. Durante el pasado fin de semana se citaron a 27 personas por estar sin mascarilla, sin distanciamiento físico e ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública.

Por otro lado, se les avisa a los negocios que permiten esa conducta que tienen que notificarle al ciudadano que no puede estar frente al comercio y que tiene que moverse a su vehículo. De no hacerlo, estaría en violación a la orden ejecutiva.

El pasado fin de semana se intervinieron con cinco establecimientos en los kioscos de Luquillo. Dentro de ellos Antojitos tenía más del 50% de la capacidad permitida consumiendo adentro del local. Esto lo certificó Bomberos que es la entidad que puede tener ese elemento y la autoridad para ello.

Hubo otro negocio que fue cerrado por Salud, porque no tenía permisos para operar y se decomisó toda fritura y lo que tenía al momento. En otros no hubo violación a la orden ejecutiva, pero sí a permisos de Bomberos. No tenían los extintores, ni la certificación al día, así como algunas otras fallas”, manifestó el comandante de área de Fajardo.

Por otro lado, en Río Grande se tuvo que intervenir con el bar Pikaytos, ya que según la Policía había un sinnúmero de comensales afuera del establecimiento. De otro lado, también se intervino en Los Paraos Liquor Store donde Hacienda tomó jurisdicción, y fueron multados por estatutos de permisos. Además, fueron citados al tribunal porque la orden ejecutiva prohibía su apertura, ya que, si su mayor cantidad de ventas es el alcohol, pues no pueden abrir.

En el caso de los cuerpos de agua y playas, Rodríguez Dávila sostuvo que se establecieron unidades fijas en el área de Las Croabas y Seven Seas en Fajardo, y en Luquillo en la entrada de los kioscos y Costa Azul. Esto con el fin de orientar a los ciudadanos para evitar que utilizaran las playas, ya que la oren ejecutiva también lo prohíbe. El pasado domingo, 26 de julio, la gobernadora había dado instrucciones de que todo comercio no esencial debía permanecer cerrado y no se podía realizar ningún tipo de deporte acuático en las playas. Ante esta situación, la Policía tuvo que intervenir con una cantidad de surfers en el área de la Pared en Luquillo.

Lo que queremos es que se cumpla la orden ejecutiva; no vamos detrás de adjudicar. Muchas veces orientamos y si la persona accede, pues no hay ninguna necesidad de denunciarlo, pero cuando pone resistencia aun conociendo que hay violación, pues tenemos que citarlos y llevarlos al tribunal”, puntualizó el comandante Rodríguez Dávila.