Home » Gobierno y política » Proyecto de política pública energética establece llegar al 100% de energía renovable para el 2050

Proyecto de política pública energética establece llegar al 100% de energía renovable para el 2050

(Foto/Archivo)

SAN JUAN – El vicepresidente del Senado Larry Seilhamer Rodríguez, junto al senador Eduardo Bhatia, coautor de la medida, y el grupo de trabajo que colaboró en la confección del proyecto legislativo para establecer el marco regulatorio y la política pública energética de Puerto Rico, anunciaron hoy la radicación de la pieza legislativa y detallaron cómo esta sentará las bases para la transformación del sistema eléctrico de la Isla, trascendió el miércoles.

Expusieron que la nueva cartera de energía renovable alcanzará el 100 por ciento para el 2050.

La Ley 120-2018 “Ley para la Transformación Energética” establece que todos los contratos de concesión y venta de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) están sujetos a que cumplan con el marco regulatorio y la política pública energética. Para la redacción de esto por parte de la Asamblea Legislativa se estableció un término de 180 días, antes de este periodo no se podrá formalizar ningún contrato relacionado a una transacción de la AEE. El Senado cumplió con esta disposición radicando el proyecto en 120 días.

“Este proyecto es el resultado de meses de reuniones, colaborativos, estudios y de recibir el insumo de distintos grupos y personas que aportaron sobre lo que debía ser la transformación del sistema eléctrico. El propósito es que Puerto Rico pueda tener un sistema robusto, resiliente, asequible y confiable. Para ello se promueve la reconstrucción, modernización y actualización del sistema de transmisión y distribución de la red. Se pone fin al monopolio como lo conocemos hoy para darle paso a la competencia en la generación de energía y a la diversidad de combustible”, sostuvo Seilhamer Rodríguez y añadió que, “no podrá haber un solo productor de generación, ni un solo tipo de combustible. Se establece una nueva cartera de energía renovable que para el año 2025 será de 20 por ciento, para el 2040 de 50 por ciento y para el 2050 de 100 por ciento. Esta meta de  energía renovable se trabajó con el Ejecutivo y el Gobernador nos peticionó incluir el 100 por ciento para el 2050. Con esto promovemos la transición agresiva del uso de combustibles fósiles para la generación de energía a la integración de energía renovable”.

El presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía del Senado indicó que la medida recoge propuestas del informe desarrollado por el grupo de trabajo que incluye al senador Eduardo Bhatia, al presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, Pablo Vázquez; el director del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica (ICSE), Tomás Torres; al grupo Rocky Mountain Institute; de la Universidad de Puerto Rico, el profesor Luis Aníbal Avilés y la directora ejecutiva de la Comisión Asesora para un Puerto Rico Resiliente, Malu Blázquez Arsuaga.

“La medida establece los deberes y responsabilidades de las nuevas compañías eléctricas. Además, elimina la generación de energía con carbón para diciembre de 2027, es decir, se prohíbe expresamente en el proyecto de ley la concesión o extensión de nuevos o existentes permisos a estos fines. También busca reducir la interdependencia de la Red y aumentar la generación en el norte donde hay más demanda”, dijo.

Por su parte, el senador Eduardo Bhatia expresó que, “este proyecto es el resultado de muchos meses de trabajo arduo y discusiones profundas. De mi parte, como autor de la reforma energética de 2014, me satisface haber trabajado mano a mano con Larry para que este proyecto represente un peldaño adicional en el camino a lograr el sistema energético que merece el pueblo. Como demostró el Puerto Rico postMaría, el acceso a la energía es clave incluso para salvar vidas”.

Bhatia hizo énfasis en el concepto de “Prosumidor”, definido en el proyecto como “los usuarios o consumidores de la red eléctrica que generan energía y que además tienen la posibilidad de compartir el excedente de energía con otros usuarios a través de la red eléctrica”. “Desde 2014, los avances en la tecnología han sido tremendos, y permitirán que cada vez más puertorriqueños nos convirtamos en ‘prosumidores’ de energía. Es decir, que podamos tener la capacidad de producir energía además de consumirla. Estoy comprometido en asumir la lucha para lograr que cada vez más personas y comunidades de Puerto Rico puedan lograr acceso a energía renovable, y asumir el control sobre la manera de producir energía”, sostuvo el portavoz del PPD en el Senado.

Asimismo, Seilhamer Rodríguez señaló que se promueve el uso de centrales eléctricas de menor escala, que tengan la capacidad de operar con múltiples combustibles que minimicen las emisiones de gases de efectos de invernadero. “Los contratantes que adquieran u operen activos de generación de la AEE deberán modernizar las plantas o sustituirlas por plantas altamente eficientes en un periodo no mayor de 5 años a partir de la firma del contrato de alianza o de venta. Esto tendrá el efecto de erradicar combustibles fósiles altamente contaminantes como el Bunker C. De igual forma, las plantas deberán tener tecnología más moderna, de alta eficiencia y con capacidad para integrar generación distribuida y energía renovable a la red de transmisión y distribución. Una mayor eficiencia de las plantas, un combustible más limpio y económico redundará en ahorros al bolsillo del consumidor”.

Del mismo modo, el proyecto legislativo requiere que toda compañía de servicio eléctrico en Puerto Rico, incluyendo a la Autoridad de Energía Eléctrica, cumpla con el Plan Integrado de Recursos que realizará y aprobará el Negociado de Energía. La medida facilita también la interconexión a la red de transmisión y distribución por cualquier mecanismo disponible incluyendo la generación distribuida, fuentes de energía renovables, medición neta y el uso de microredes.

“Se aumenta de 10 a 25 kilovatios la capacidad de generación distribuida que se podrá interconectar a la red eléctrica. Habrá un término para la interconexión que no excederá de 90 días, de no cumplirse con el tiempo dispuesto, la solicitud de interconexión se aprobará automáticamente”, explicó el vicepresidente del Senado.

De otra parte, el proyecto robustece las facultades y funciones del Negociado de Energía para viabilizar y ejecutar la implementación de la política pública energética de Puerto Rico concediéndole mayor autonomía presupuestaria, y ampliando sus poderes para investigar, fiscalizar y penalizar, entre otros. “Se faculta al Negociado imponer penalidades criminales a funcionarios que incumplan con órdenes del regulador”, advirtió Seilhamer Rodríguez.

Bhatia recordó que, “en 2014, luché y logré aprobar la Ley 57-2014, la primera reforma energética abarcadora en la historia moderna de Puerto Rico. Contra viento y marea, y en un clima de resistencia tremenda al cambio, dimos un paso al frente para comenzar a liquidar el monopolio abusivo con el pueblo en el que se convirtió la AEE. Cuatro años después, muchos de los que entonces se opusieron a la Ley 57, reconocen lo correcto de haber creado un regulador de energía independiente y robusto. La Comisión de Energía, hoy Negociado de Energía, ha realizado un trabajo de excelencia y resultados positivos para el pueblo. De igual manera, los mandatos de la Ley 57 han estado transformando el panorama de la regulación energética en Puerto Rico. En aquel entonces, el senador Larry Seilhamer apoyó el proyecto que se convirtió en la Ley 57. Larry y yo hemos colaborado por muchos años en este tema. Estamos convencidos que no existen colores políticos a la hora de trabajar para lograr crear un sistema energético que le haga justicia al pueblo y que promueva el desarrollo económico”.

Finalmente, en la medida también se destina el 10 por ciento de los pagos recibidos con respecto a una transacción de la AEE para nutrir el Fondo de Energía Verde. “Estamos muy satisfechos con el resultado de este esfuerzo en colaboración con diversos sectores. Vamos a mantener esa apertura recibiendo sugerencias en los próximos días de quienes quieran someter sus comentarios a la medida enviándolas a la Comisión Especial de Asuntos de Energía del Senado y a través de una vista pública que realizaremos el  próximo 26 de octubre”, concluyó el vicepresidente del Senado.

Scroll To Top