Se abre la tierra: En alerta residentes de urbanización en Ceiba

15 Nov

Héctor J. Álvarez Colón
hector.alvarez@presenciapr.com

CEIBA – Para noviembre de 2015, residentes de la urbanización Hacienda Las Lomas, en Ceiba, vivían con angustia y desesperación. Sus hogares estaban al borde del precipicio, debido a un derrumbe en la calle 2. Un año después de inactividad, el terreno amenaza con volver a ceder en otra zona de la urbanización.

(Foto/Suministrada)
(Foto/Suministrada)

A finales del año pasado (2015), la calle 2 de la urbanización Hacienda Las Lomas cayó al vacío.”

“A un año y dos semanas del suceso de la calle 2; nuevamente comienza a deslizarse el terreno. Prácticamente está haciendo como ángulo de ‘L’, pero ya estamos monitoreando toda esa área diariamente”, dijo un angustiado alcalde de Ceiba, Ángelo Cruz.

Residentes dieron la voz de alerta cuando se percataron que en la parte posterior de sus casas se había formado una grieta. Aunque expertos asocian este movimiento (de terreno) con el temblor de magnitud 4.0 que se suscitó la pasada semana en el área sureste de Puerto Rico, el alcalde ceibeño asegura que “esto se veía venir”.

“Ellos quieren asociar una cosa con la otra, pudo haber tenido una reacción, pero eso se veía venir. Yo se los dije a ellos hace un año; ese terreno es inestable. Desde lejos se ven los parchos marrones en la montaña, lo que quiere decir que el terreno se está deslizando continuamente. El estudio que se hizo sobre el terreno arrojó que había ojos de agua por debajo de la urbanización y que el relleno que se usó no fue el que se recomendó. Actualmente hay gente allí con incertidumbre y se han enfermado por esta situación”, especificó Cruz.

En esta nueva zona hay 40 casas aproximadamente y se espera que ese terreno se deslice barranca abajo, igual como sucedió en la calle 2. Lo único que en esa ocasión había un muro de contención, ahora no.

“La geóloga del Estado estableció que eran dos eventos aparte lo cual yo le cuestioné a ella que eso estaba en ángulo de ‘L’ y ella me dijo que no era ingeniera estructural, pero aquí no estamos hablando de estructura sino de terreno. No obstante, no sabemos cómo se comporte el deslizamiento. Si baja en cascada, esto puede convertirse en otro evento como sucedió en el evento de Mameyes (Ponce)”, puntualizó el primer ejecutivo municipal de Ceiba.

La geóloga del Estado dijo, en una visita a la urbanización, que no es necesario desalojar los residentes de esa zona, debido a que hay 30 pies de distancia entre el deslizamiento y la casa.

Asimismo, personal de Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Desastres (AEMEAD), ya se dieron cita al lugar, informando que se comenzará el proceso de instalación de inclinómetros para determinar cuán seguro es el terreno.