Kioscos de Luquillo se adaptan a nueva Orden Ejecutiva

26 Aug

Jayleen Rodríguez
Jayleen.rodriguez@presenciapr.com

LUQUILLO – La nueva Orden Ejecutiva 2021-063, que impuso el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, exige como medida preventiva para combatir el COVID-19 la evidencia de vacunación, prueba negativa o la reducción de clientes en los restaurantes, lo que representa otro reto más para los empresarios del país, según el presidente de la Asociación de Propietarios de los Kioscos de Luquillo y dueño del restaurante La Parrilla (kiosco #2), Ricardo Álvaro Torrres.

(Foto/Suministrada)

Desde el pasado lunes, 23 de agosto, el restaurante La Parrilla redujo su aforo a un 50 por ciento de capacidad, ya que entienden que es más llevadero para los turistas y consumidores que visitan el lugar.

El tema de las vacunas todavía genera mucha controversia y no me gustaría incomodar a los clientes -que muchas veces son turistas- al requerirles evidencia de vacunación para consumir en el restaurante. Muchos de ellos no tienen ni idea de las nuevas órdenes ejecutivas, así que tomé la decisión de operar al 50 por ciento”, dijo Álvaro Torres.

A su vez, mencionó que para los dueños de los kioscos han sido tiempos retantes, ya que a pesar de que la demanda ha aumentado, el personal cada vez es menor y debido a esto muchos establecimientos han tenido que cerrar y otros reducir los días de operación para poder darle días libres a sus empleados.

Cada dueño de establecimiento decidirá cuál decisión tomar: si requerir la evidencia de vacunación o si operar al 50 por ciento. Sin embargo, cada vez es más la presión que siente de parte del gobierno y no vemos el apoyo a los comerciantes que generamos empleos e incentivamos la encomia del país”, recalcó.

En el caso de su restaurante, La Parrilla, el cual opera desde hace 20 años, todos sus empleados ya cuentan o comenzaron con el proceso de vacunación. Se continuará con las medidas de prevención contra el COVID-19 como el uso de mascarilla, distanciamiento físico y desinfección del local.

Por otro lado, Álvaro Torres hizo el señalamiento de la problemática que tienen con el recogido de la basura, ya que los dueños de los establecimientos son los encargados de pagar y disponer de la basura que se genera en sus negocios.

Nosotros (dueños de kioscos) somos los únicos que tenemos que pagar el recogido de basura.  En el Viejo San Juan el municipio la recoge y así mismo en otras partes de la isla, no obstante, en los kioscos somos los dueños los que tenemos que correr con el gasto y la gestión, y creo que ya es momento de que el gobierno, tanto municipal como estatal, nos ayuden porque nosotros somos una inyección de capital importante en la zona”, indicó el dueño de La Parrilla.

Recientemente, la Asociación de Propietarios de los Kioscos de Luquillo presentó una carta donde solicitan ayuda con el recogido de basura a la administración municipal de Luquillo, por lo que están esperanzados que la respuesta del alcalde sea asertiva.