Home » Entretenimiento » Jerry Marzán: Ministerio de esperanza (VIDEO)

Jerry Marzán: Ministerio de esperanza (VIDEO)

Jerry Marzán. (Foto/Suministrada)

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

Desde niño, fue criado en la iglesia y recibió la oportunidad de conocer a Dios. La abuela y sus tías lo llevaban a recibir palabra de vida. Y desde ese momento, supo que la semilla del espíritu estaba sembrada; la que le dio fortaleza para batallar con un padre alcohólico.

Después de hacer carrera como cantante juvenil de música secular, trabajar para los programas de los productores Paquito Cordero y Elín Ortiz, Jerry Marzán en 1988 grabó su primer disco cristiano, labor ministerial y de unción que hace hasta el día de hoy. Es un hombre de Dios.

“Grabé mi primer disco cristiano en 1988. Cuando eran de pasta. Y hasta el día de hoy, siempre me he mantenido ministrando y cantando en las iglesias. En total son seis producciones la que he realizado. El año pasado, saqué un sencillo que estuve dándole promoción en los medios. ‘Yo sé que cuidas de mí’, es el nombre del sencillo. Ahora, estoy trabajando para sacar el segundo sencillo. Será un merengue que tengo programado para sacarlo en mes de junio. Muy a tono con los momentos que vivimos en Puerto Rico, ‘Nos vamos a levantar’. El fin es que pueda entonces sacar una disco luego”, dijo Marzán.

El cantante cristiano de música balada-pop y rock, por primera vez incursiona en el merengue.

Marzán durante la adolescencia emprendió un talento estupendo por el canto y con la ayuda de un amigo de la familia (el cronista deportivo, Emilio Huyke), llegó hasta la oficina de Paquito Cordero y comenzó su caminar en el mundo del espectáculo. Una pista musical con el respaldo del renombrado músico, Pedro Rivera Toledo fue el inicio de una carrera que le llevó a firmar con el sello disquero venezolano Velvet; y luego más tarde formar parte de un grupo juvenil que se nutrió de algunos de los integrantes de los populares ‘Los Chicos’, cuando estos rompieron y formaron ‘Escape’.

“Siempre había querido ser famoso y entrar al mundo del espectáculo. Pero más que bien, resultó ser algo que me creo más vacío y problemas. Esa carrera no resolvió mis situaciones emocionales, al contrario empeoraron porque tuve contacto con la bebida y otras cosas. No era feliz. Me seguía sintiendo vacío… ese era algo que solo podía llenar Jesús. Tuve que reconocer que necesitaba a Dios… decirle no puedo más, te necesito. Él, fue quien único pudo resolver mi vida. Puedo decir que siempre cuidó de mí”, expresó.

Una vez inició su ministerio de esperanza, Marzán se agarró del manto de Jesús y prosiguió con el mensaje de amor, y el testimonio de cómo Jesús puede transformar los corazones.

Scroll To Top