Exceso de vegetación en planta Sergio Cuevas ocasiona mal olor en Trujillo Alto

21 Oct

(Foto/Suministrada) 

Jayleen Rodríguez
Jayleen.rodriguez@presenciapr.com

TRUJILLO ALTO- El alcalde de Trujillo Alto, José Luis Cruz, adelantó que está trabajando de la mano de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para solucionar el problema del hedor que emana de la planta de tratamiento de aguas usadas Sergio Cuevas, en el municipio.

(Foto/Suministrada)

Por años, la planta Sergio Cuevas en la temporada de verano emite un mal olor, pero en esta ocasión lleva desde el mes de julio y ha ido incrementando hasta unos niveles intolerables. El pasado11 de octubre tuvimos una reunión con todo el equipo de la AAA para encontrar una solución a corto, mediano y largo plazo, ya que el problema se ha vuelto demasiado grande. La planta de tratamiento está llena de Jacinto, una planta que crece en la represa, y por falta de mantenimiento y limpieza se ha adueñado de todo el cuerpo de agua, lo que ocasiona que con el pasar del tiempo esas plantas se pudran y de ahí sale el mal olor”, añadió el primer mandatario municipal.

En la reunión estuvo presente el ingeniero Roberto Martínez, director ejecutivo de la Región Metropolitana de AAA; el vicepresidente de operaciones, Luis González; el director ejecutivo de producción y tratamiento, Brian Ferrer; el agente de cumplimiento de la AAA, Marcos Carrasquillo y varios líderes comunitarios.

Como parte de los acuerdos, se comenzarán a utilizar unos químicos que ayuden a mermar el mal olor del cuerpo de agua. A mediano plazo planifican volver a utilizar la máquina para triturar el Jacinto y las plantas que crecen en el agua. Y, a largo plazo, se comprometieron que para marzo del próximo año estarían lanzando la subasta para el dragado del embalse Carraízo.

Por otro lado, Cruz adelantó que la AAA está trabajando en colocar plantas de generación de energía eléctrica en las bombas de agua, ya que con la inestabilidad que hay en el sistema de energía eléctrica, miles de trujillanos, además de quedarse sin luz, se quedan sin agua porque residen en una zona rural.

Ya Acueductos comenzó colocando dos generadores eléctricos, pero faltan dos más y estamos en colaboración con ellos para lograr eso lo antes posible. En la zona rural de Trujillo Alto aproximadamente residen unas 25,000 personas que se ven afectadas directamente cada vez que se cae el sistema de energía eléctrica”, indicó el ejecutivo municipal.

El alcalde de Trujillo Alto aseguró que la comunicación entre la AAA y el municipio ha sido excelente, pero resaltó que no es el mismo caso con la Autoridad de Energía Eléctrica o LUMA, ya que según dijo: “en administración son muy buenos, pero al momento de accionar no han sido efectivos”.

Ya sometí la petición de una reunión con la ingeniera y directora ejecutiva de la AAA, Doriel Pagán, para adelantar los proyectos lo más posibles, incluso si tuviera que comprar los generadores los compro, porque no está fácil lo que los residentes zonas montañosas están pasando, es como en los tiempos de (huracán) María”, concluyó Cruz.